Verano 2021: 10 cosas que no debes hacer al momento de exponerte al sol

Con la llegada del verano, los mitos y las dudas sobre el uso del protector solar se multiplican. Por ello te damos diversos tips para su uso adecuado.

Llegó el verano y nuestra piel se encuentra mucho más expuesta al sol. A pesar de que algunos días aún estén nublados, los rayos del sol igualmente caen sobre nuestra piel y la radiación solar está elevada, poniendo en alto riesgo nuestra piel. Por eso, es importante protegerla para evitar quemaduras, manchas o envejecimiento precoz.

Si bien el cuidado de la piel debe de ser durante todo el año, fuera o dentro de nuestros hogares, es muy importante mantener una rutina de protección al momento de salir de compras, pasear a nuestras mascotas o tomar sol en nuestra terraza.

“Para prevenir los daños que genera el sol en la piel es necesario incluir en nuestra rutina de belleza, después de la hidratación, el uso del protector solar con factor alto en protección diariamente. Además, según el tipo de piel, se recomienda elegir un protector con FPS 30 a 50. Para pieles mixtas o grasas, lo mejor será usar un producto con fórmula libre de aceites y con toque seco.”, mencionó Verónica Muchnik, dermatóloga de Natura. A continuación, te contamos diez cosas que no debes hacer al momento de tomar sol.

No exponerte al sol entre las 11:00 a. m. y las 4:00 p. m

Es el momento en el que la luz del sol llega con mayor intensidad. La sombra que proyecta el cuerpo es más corta porque el sol está irradiando desde el centro del cielo.

No exponer al sol a bebés en sus primeros 6 meses de vida:

Esto se debe a que la piel de los bebés es muy delicada. No deben estar expuestos al sol, ni siquiera con protector solar o en las horas de baja intensidad.

No usar una protección solar menor a 30

Los dermatólogos recomiendan elegir entre FPS 30 a 50 según el tipo de piel. El FPS 50 está comprobado que es el mayor factor de protección en la piel.

No usar en el rostro el mismo protector solar del cuerpo

Esto se debe a que la piel del rostro es más fina, está más expuesta y propensa a arrugas y manchas.

No aplicar el protector in situ

Lo más ideal es aplicar el protector solar 30 minutos antes de la exposición al sol. La piel podrá absorber los ingredientes activos y permitirá una protección más efectiva.

No ponerse protector solo una vez

Es importante tener en cuenta que siempre se debe aplicar el protector cada dos horas para que no disminuya la protección.

No usar protector solar como única protección

Tampoco debemos dejar de lado otros implementos para protegernos. Por ello se debe complementar el cuidado con lentes oscuros, sombreros, gorras con visera e incluso vestimenta con telas para la protección solar.

No beber líquidos al estar bajo el sol

Al transpirar se pierde líquido, por lo que es sumamente importante beber agua o jugos de fruta naturales.

No hidratar la piel

Recordemos que la piel debe recuperarse luego de estar expuesta al sol. Para ello, existen cremas post-solares que humectan, refrescan y previenen lesiones. Además, debemos hidratarnos desde adentro, es decir, consumiendo constantemente frutas y verduras realizaremos una hidratación completa.

A partir de la necesidad e importancia del cuidado de la piel, Natura ha desarrollado la línea Fotoequilibrio, que ofrece diversos productos como lociones protectoras para bebés, niños y adultos, hidratantes corporales post-sol, fluidos protectores en spray y protectores faciales en gel crema. Todas ellas brindan protección contra el envejecimiento solar (UVA) y contra las quemaduras solares (UVB), siendo resistentes al agua y al sudor. Además, cuentan con Vitamina E, extracto de Cacao y tienen acciones antioxidantes.

Te puede interesar

SÍGUENOS