Genaro Rivas: “La moda tiene que ser más humana”

Genaro Rivas es un diseñador que, por sobre todas las cosas, cree en la identidad. Esto lo demuestra no solo con sus creaciones, sino también con una filosofía de vida que va más allá de la moda.

En esta época tan complicada para el país, el diseñador peruano Genaro Rivas ha levantado la bandera de la solidaridad y es uno de los peruanos que pone el hombro cuando más se necesita. Así lo observamos con su loable gesto de organizar la preparación de raciones de almuerzo que va dirigido a quienes nos están cuidando. “Los almuerzos son entregados a los serenos y personal de limpieza del distrito de Barranco, porque el objetivo de este proyecto es que sea escalable. Es decir, si viene una persona de algún otro lugar, puede tomar la idea y replicarla en otro distrito”, le contó Genaro a Wapa.pe.

“La iniciativa de almuerzos solidarios era una cosa que se iba a hacer solo por domingo de Ramos y de Pascua, pero poco a poco la gente empezó a sumarse y a donar. Porque pienso que es un momento donde todos debemos unirnos como país y ser más solidarios y empáticos”, agregó.

Esta es su manera de aportar durante esta crisis, ya que su taller se encuentra cerrado por la cuarentena, además entiende que las prioridades en este momento están dirigidas a la famosa primera línea de defensa de nuestro país contra la pandemia.

La unión hace la fuerza

“Claramente los temas de moda o el arte terminan siendo de segunda necesidad, lo que queda hacer es una reinvención de procesos y reestructuración. Estoy conversando con un grupo de emprendedores para hacer una suerte de empadronamiento y de esta manera elevar nuestras ideas y propuestas, para así poder llevárselas al Ministerio de la Producción, entre otros.”, expresó.

Y es que Genaro Rivas entiende esta es una situación que requiere que todos los eslabones de la cadena estén fuertemente unidos para hacerse resistentes en este contexto tan difícil. No es ningún secreto que la Industria de la Moda es uno de los sectores que sufrirá mayor impacto en este estancamiento de la economía a nivel nacional y mundial.

“Si bien el Gobierno está haciendo todo lo que puede, a veces no nos toman mucho en cuenta. Los que hemos nacido en los 90 prácticamente somos nuestra propia empresa. Entonces un emprendedor que hace moda no solo le da trabajo a todas las personas que cosen y que saben del proceso del producto, sino también a los fotógrafos, maquilladores, modelos, entre otros. Por eso no hemos encaminado en un proyecto donde los emprendedores pueden inscribirse y poder desarrollar propuestas claras para reactivar la economía de los independientes”, indicó.

“Nuestro país tiene una tradición textil que tiene materiales riquísimos que debemos empezar a trabajar. La encuesta se llama Proyecto Matriz”, prosiguió Genaro.

Emprendedor debe ser resiliente

Cuando le consultamos si los pequeños empresarios de la moda deberían bajar sus precios, Rivas fue firme: “Para nada. El talento y el esfuerzo no se miden por un precio. Todo lo contrario, ahora más que nunca necesitamos elegir nuestros productos, comprar a nuestras marcas, diseñadores y valorarlos. Es como un proceso de globalización a la inversa”, aseveró.

Por otro lado, le preguntamos sobre si la confección de mascarillas o atuendos médicos se abre como un nicho dentro de la industria. “Nichos siempre existen. Es un tema de saber rediseñarnos como marca, como diseñadores y salir adelante. Cuando no hay nada certero, ¡todo es válido! ¿No crees?”, manifestó.

La moda tiene que ser humana

Genaro sabe que la tecnología acorta brechas, ofrece oportunidades y es un arma fundamental para llegar a todas las personas. “Cuando uno es diseñador de moda tiene acceso a una plataforma, entonces si haces uso del acceso a los medios o redes sociales para hacer algo distinto, ¿por qué no hacerlo?”

“La moda tiene que tener un propósito más allá de mostrar cultura y estética”, indicó Genaro Rivas.

3 mensajes para el emprendedor de la moda

“Primero, que todo esto va a pasar. El segundo, que uno al volverse emprendedor asume tanto lo bueno como lo malo. Y tercero -y más potente- que, mientras estemos juntos como emprendedores y no solo como diseñadores o dueños de marcas, sino de los confeccionistas o de los que hacen zapatos, vamos a poder crear una industria de la moda peruana, una con identidad”.

Además, hizo una invitación a los independientes de la moda para ingresar a esta encuesta.

Te puede interesar