¿En casa, con o sin sostén? Una nueva tendencia que se da en la cuarentena

Estos son tiempos donde la comodidad lo es todo, sobre todo si debemos aguantar esta cuarentena. Así que, que mejor sin descansamos del sostén de paso.

El sostén es una prenda que no siempre es cómoda de llevar, según los datos, siete de cada diez mujeres españolas llevan uno que no se corresponde con su talla. Si a eso le añadimos la relajación en el vestir al no salir de casa y buscar la ropa más cómoda posible, el brasier cae en el olvido.

Saca la lencería del cajón

Si eres de las que ha decidido dejar este tipo de lencería en el cajón puede tener que ver con llevar la talla equivocada, un error que puede perjudicar la salud.

La actriz india y presentadora del programa de cocina "Top Chef" Padma Lakshimi decidió sumarse a la lista de mujeres que optan por la comodidad en casa mientras cocinaba un plato que mostraba a través de las redes sociales, una opción que algunos de sus seguidores no aprobaron.

"Recibí algunos comentarios la última vez -que estuvo en la cocinando- de que era inmoral no usar un sostén en mi propia cocina durante la cuarentena", dijo Lakshmi, de 49 años, contestó en un vídeo en Instagram mientras hacía lasagna. "Hoy esas personas deberían estar felices de notar que estoy usando dos. Pero en serio, no deberíamos vigilar el cuerpo de las mujeres en 2020. ¿De acuerdo?".

Un mensaje muy acertado, pero según apunta Mireia Díez, manager senior de la firma de lencería Playtex "llevar sujetador en casa es una buena idea".

Durante mucho tiempo, llegar a casa, ponerse ropa cómoda y quitarse el sujetador han sido sinónimos. "Pero no tiene por qué ser así gracias a textiles innovadores que permiten que cada mujer quiera seguir llevando el sujetador en casa, y sentirse cómoda y guapa", indica Díez.

Ahora que pasamos tanto tiempo sin salir, hay que pararse a pensar qué sujetador debemos elegir para nuestras actividades en casa.

La especialista aporta una solución sencilla: “no tiene por qué ser diferente del sujetador que utilizamos cuando salimos y también depende mucho de la vida que vayamos a hacer en casa”.

En momentos relajados, en los que tenemos menos actividad, "un sujetador sin aros puede ser suficiente", indica Díez, con copas transpirables y ligeras, aunque los modelos con aros acolchados también son una buena opción.

En el caso de que el home office esté minando tu espalda por problemas posturales hay sujetadores que te ayudan a evitar algunos dolores de espalda "gracias a su construcción cruzada" en la espalda, permite tirar los hombros hacia atrás para asegurar la postura correcta, añade la especialista de Playtex.

¿Durante el sueño?

En caso de que tras el trabajo decidas hacer deporte, es importante que en ese momento cambiar a un brasier deportivo, ya sea para yoga, baile o cualquier tipo de entrenamiento.

Esto es muy importante porque el rebote del pecho al hacer ejercicio puede oscilar entre los 4 y los 14 centímetros con un sujetador normal, y los ligamentos de Cooper (la única sujeción de la zona) pueden dañarse "si el pecho no está bien sujeto".

¿Y durante el sueño? A la hora de ir a la cama, es perfectamente posible hacerlo con sujetador. “De hecho, muchas mujeres lo hacen porque les aporta comodidad y les hace sentirse bien con su imagen”, explica Mireia Díez.

Incluso algunos expertos en medicina estética recomiendan su uso durante la noche porque se previene el envejecimiento prematuro de la zona y se evita que la piel soporte todo el peso del pecho, de forma continua.

La talla de sujetador se compone de contorno y copa. Los tirantes y la construcción de la espalda son fundamentales en los casos de más pecho, para garantizar una sujeción, dado que existe también peso, y esos elementos son los responsables de sostenerlo. Playtex es experta en sujeción y comodidad, potenciando la innovación y los refuerzos en estas dos zonas fundamentales.

EFE

Te puede interesar