Alessandra Ambrosio demuestra que no solo los tacones son símbolo de fuerza en el outfit

Alessandra Ambrosio dejó los tacones para cambiar por un calzado más cómodo e igual de sofisticado que los stilettos.

Alessandra Ambrosio no necesita tacones para sentirse poderosa, sexy y atractiva. Por el momento, la modelo brasileña se olvidó de los stilettos y apuesta por las bailarinas, un calzado más cómodo y versátil.

La modelo brasileña relevó a la actriz, modelo y empresaria Olivia Palermo como imagen oficial de PrettyBaillerinas, una firma de calzado que ha conseguido destronar a los zapatos de tacón en grandes ocasiones.

"Alessandra Ambrosio representa mejor que ninguna otra a la mujer capaz de posar en un photocall o desfilar sobre una alfombra roja con un diseño plano sintiéndose tan sexy, poderosa y atractiva como sobre unos tacones”, explicó la diseñadora Úrsula Mascaró, directora creativa del grupo PrettyBallerinas.

"Para presumir no hay que sufrir”, añadió Mascaró, quien consideró que Alessandra Ambrosio es mujer, profesional y madre. "Al fin y al cabo una 'superwoman', como cualquiera de nosotras, con sus problemas, retos y rutina cotidiana que elige unas bailarinas con las que se puede estar igual de cool, elegante y sofisticada que con un tacón y además es perfecto para cualquier momento del día”.

Alessandra Ambrosio es la nueva Audrey Hepburn, elegante, natural y sofisticada, pero "con un toque sexy y poderoso más cercano a la realidad de la mujer actual", indicó Úrsula Mascaró.

Ambrosio es símbolo de una generación de supermodelos que entró en el mundo de la moda a finales de los años 90 convirtiéndose en un icono internacional a través de sus desfiles para la firma de lencería Victoria´s Secret.

"Envejecer es inevitable, no me preocupa", contó en una entrevista con Alessandra Ambrosio, quien reconocía que se cuidaba mucho, pero sin caer en la obsesión, porque "es importante ser feliz".

Esta modelo, que pertenece a ese selecto club de "tops" brasileñas de la década de los 90, procura mantener una dieta equilibrada a base de frutas, verduras, zumos, pescados y carne. "Bebo agua de coco para hidratarme", aseguró la modelo, que no renuncia a tomarse algún helado o dulce con sus hijos.

"No pasa nada por tomarse una hamburguesa a la semana", dijo la top, quien define y mantiene su figura haciendo pilates, yoga y meditación, además de contar con un entrenador específico para los glúteos.

Descubierta en 1996, cuando tan solo era una adolescente, en un concurso de belleza, Ambrosio adora su profesión, en la que se siente muy feliz, más ahora cuando existe una gran diversidad física, antes inexistente porque solo se seguía una estética. "Apoyo la decisión de las revistas de incluir modelos 'curvy', tiene que haber pluralidad", confesó.

EFE

Te puede interesar