Baja de peso con la dieta del sueño

El dormir bien o tener un sueño reparador ayuda a mantener el peso o bajar la grasa acumulada en el cuerpo. Te explicamos la manera de lograrlo con solo ir a la cama. 

Si es que se puede bajar de peso solamente practicando ejercicios de respiración, también el dormir bien puede ayudar a tener una figura envidiable. Se trata de la dieta del sueño y tu Revista Wapa, te indicará cómo realizarla.

TE PUEDE INTERESAR: Baja 10 kilos de manera rápida con la dieta de la avena 
La dieta se basa en dormir las horas que necesita nuestro cuerpo. De acuerdo a muchos estudios, la calidad del descanso influye en el metabolismo o la digestión. Según a una investigación de la Universidad de Michigan, una persona puede perder aproximadamente siete kilos con sólo descansar una hora más al día. 
Además, se ha encontrado la razón de por qué se sube de peso al dormir poco. Lo que ocurre es que a más horas despierto, se tiene más posibilidades de comer. En caso que no se ingiriera ningún alimento, las hormonas jugarían un papel en contra de mantener el peso
“Se ha observado una relación entre una corta duración habitual del sueño y el aumento de peso”, explica el doctor Vicente Mera, especialista en medicina interna y medicina healthy ageing de SHA Wellness Clinic al portal Vogue de España.  “Se ha vinculado un escaso periodo de descanso con un incremento del IMC (Índice de Masa Corporal)", añade Lola García, experta en nutrición de Sha Wellness.
También, ocurre otra reacción en la grasa del cuerpo cuando se duerme poco. La falta de sueño afecta a las hormonas llamadas leptina y grelina, según detalla Elisabet Vázquez,  la dietista coach de PronoKal Group.
“La hormona grelina estimula el apetito y la hormona leptina da señales al cerebro de que estamos saciados. Los estudios recientes nos han indicado que con la falta de sueño disminuyen los niveles de sangre de leptina y aumentan los niveles de grelina. Es decir, esta combinación hormonal es la responsable de que al domir poco al día siguiente aumente el apetito y al cerebro le cueste mucho más sentirse saciado”, explica.
Esto empeora cuando aumenta el cortisol en el cuerpo y es una reacción común que la persona sea menos sensible a la insulina cuando se sufre de falta de sueño crónica. Estas reacciones ayudan al aumento de grasas,  explica Natàlia Calvet, coach y experta en hábitos saludables.  Todo ello da como resultado tener menos control en las decisiones y comer alimentos calóricos con alto contenido de carbohidratos. 
“Se asume que el número ideal de horas de sueño es de ocho horas. No obstante, algunos expertos hablan de un número mínimo de 40 horas a la semana. El sueño se puede compensar de un día para otro, pero la compensación solo es posible en periodos semanales”, explica el doctor Mera de Sha Wellness Clinic.

NO TE PIERDAS: Baja cuatro kilos en tan solo una semana con la dieta del atún 
En conclusión, se tiene que dormir sin interrupciones de siete a ocho horas diarias para bajar de peso o mantenerlo. Se aconseja que este método se combine con un ejercicio.

 

Te puede interesar