Descensos vaginales anormales: 6 de cada 10 mujeres lo padecen

Especialista describe cuándo se trata de un descenso anormal y qué hacer para tratarlo.

Durante el 2020, seis de cada 10 mujeres padecieron de descensos en el Perú, en especial aquellas que son adultas mayores. Jerónimo Amado Malincovich, Jefe del servicio de Ginecología del Hospital Guillermo Almenara, explicó las causas más frecuentes de este problema.

“Una vagina delgada y seca es más probable que se irrite e inflame, lo que conllevará la aparición de secreciones. Los cambios en el color, la cantidad o el olor de la secreción vaginal pueden indicar un problema”, precisó para Andina.

Según el ginecólogo, en algunos casos es difícil hacer un diagnóstico basado sólo en la secreción vaginal. Otros síntomas, como ardor, picazón o irritación, suelen ser unos mejores indicadores de problemas.

“Lo habitual de un descenso normal en una mujer sana es que el flujo sea acuoso, ligeramente pegajoso y con un color y aspecto similar al de la clara del huevo y puede tener un olor suave y no desagradable”, señaló.

¿Cuándo acudir al médico especialista?

El especialista señala que se debe tomar acciones inmediatas cuando el descenso tiene consistencia mucho más aguado o espeso. Cuando la coloración de la secreción es gris, verde, amarilla o marrón. Además, también se debe tener en cuenta el volumen, el aumento significativo e inesperado del flujo y el olor de tipo metálico o a pescado desagradable. Aprender a diferenciarlos será útil en el diagnóstico para acudir al médico y evitar que degenere en una infección vaginal. 

Causas de aparición de descenso

Malincovich indicó que a cualquier edad, diversos productos que entran en contacto con el área genital pueden irritar y a veces causar secreción. Entre ellos se incluyen:

- Aerosoles higiénicos, perfumes.

- Compresas.

- Jabones para la ropa.

- Lejía, suavizantes y a veces espermicidas.

- Cremas o lubricantes vaginales, anillos vaginales anticonceptivos, diafragmas.

- También aparecen en las mujeres alérgicas al látex, condones de este material.

Otras causas 

El especialista agregó, que ninguna mujer escapa de dicho padecimiento, en mujeres jóvenes que se encuentran en etapa reproductiva se puede presentar el descenso vaginal, así no hayan estado embarazadas, y esto se debe a la flacidez que presentan las paredes laterales de la vagina. 

En mujeres adultas, aparte de los cambios hormonales, también se deben a procesos quirúrgicos, enfermedades crónicas, diabetes, obesidad, tumores pélvicos o que estén en su etapa menopáusica.

¿Cómo evitar los descensos?

Evitar el uso prolongado de pantalones ajustados y de ropa interior sintética: Estas prendas no permiten una óptima ventilación, por el contrario, aumenta la temperatura y la humedad de la zona vaginal lo que produce variaciones en el PH y que puede ocasionar la aparición de infecciones vaginales. 

“Las mujeres deben llevar una dieta saludable, rica en fibras, vegetales y frutas, mantener un peso adecuado a su tamaño y edad, y realizar prácticas como rutinas de ejercicios, además del hábito de higiene de manera correcta evitando duchas vaginales con mucha presión ya que esto es un factor de riesgo para padecer de descenso, es importante que el aseo de las prendas que están en contacto directo con la piel y con las zonas sensibles del cuerpo se realice con jabón neutro y se enjuague con abundante agua”, informó el especialista.

Finalmente, resaltó que el servicio de Ginecología del Hospital Almenara está presto atender a población femenina, resolver sus dudas y temores, que acudan a un control preventivo para el chequeo correspondiente.

Te puede interesar