La temprana menstruación podría aumentar los síntomas de la menopausia

Una investigación australiana señala que, las mujeres que empiezan a menstruar a partir de los 11 años tienen un 50 % más de riesgo de experimentar mayores síntomas de la menopausia.

Según una estudio hecho por investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, el adelanto de la menstruación aumenta la probabilidad de los sofocos y sudores nocturnos, que se presentarán décadas más tarde durante la menopausia.

Tras analizar a más de 18.000 mujeres de mediana edad de Reino Unido, Estados Unidos y Australia, la doctora Hsin-Fang Chung, quien lidera el estudio, señaló que se encontró que quienes empezaron a menstruar a partir de los 11 años tenían un riesgo 50 % mayor de experimentar fuertes síntomas en la menopausia.

En el informe, publicado en la revista BJOG, este grupo de mujeres que menstruó a temprana edad fue comparado con quienes tuvieron su menarquía a los 14 años o más. “El riesgo de que las mujeres que menstruaron temprano experimentasen ambos síntomas era mayor que el de tener solo sofocos o sudores nocturnos”, precisó Hsin-Fang.

Del mismo modo, la profesional de la salud comentó que anteriormente la menstruación era asociada con la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

En tanto, Gita Mishra, miembro del proyecto de la cual esta investigación forma parte, ‘Life course Approach to reproductive health and Chronic disease Events’, indicó que el factor obesidad también fue un importante hallazgo.

“Las mujeres que experimentaron la menstruación temprana y tenían sobrepeso u obesidad en la mediana edad tenían un riesgo dos veces mayor de sofocos frecuentes y sudores nocturnos, en comparación con las mujeres que tuvieron su menarquía partir de los 14 años”, explicó.

¿Cómo identificar la llegada de la menopausia?

Según especialistas, la respuesta es cuando pasan al menos doce meses seguidos sin que la mujer menstrúe. Esto suele ocurrir cuando la mujer tiene alrededor de 50 años.

Los primeros síntomas más comunes de la menopausia son los siguientes.

- Nivel irregular de flujo durante las menstruaciones y periodos menstruales irregulares durante la premenopausia.

- Depresión, sensación de tristeza, nerviosismo, ansiedad y palpitaciones más fuertes de lo normal.

- Sofocos, sensación extrema de calor corporal que suele durar varios minutos.

- Dolor de mamas, dolores articulares, aumento del deseo sexual y aumento de peso.

- Fuertes dolores de cabeza, migrañas, insomnio, irritabilidad y cambios de humor.

- Sequedad vaginal y piel reseca.

Si vienes experimentando estos síntomas, recuerda acudir al médico especialista para que puedas corroborar si realmente se trata de la menopausia. De esta manera, podrás tomar algunas medidas que alivien los síntomas.

Con información de: La República.

Te puede interesar