¿Sabes que puedes autocomplacerte usando solo las piernas?

La masturbación femenina es una de las actividades más normales y esta nos permite que disfrutemos de nuestra sexualidad.

Para empezar a conocernos nosotras mismas, es muy importante buscar nuestro propio placer y así descubrir qué es lo que nos gustaría que nos hagan en el sexo.

Es cierto que en la actualidad la masturbación femenina aun es un tema tabú en la sociedad, pero tú no deberías de preocuparte o sentirte mal, ya que esta es una actividad completamente normal y saludable para nuestro cuerpo.

El autocomplacernos es una gran herramienta para que nosotras empecemos a disfrutar de nuestra sexualidad. Pero, ¿sabías que existen muchas formas diferentes con las que nos podemos masturbar?

Cuando las mujeres nos masturbamos es estimulando el clítoris. Aproximadamente tardamos 20 minutos para alcanzar el orgasmo.

Según las investigaciones reveladas, es más probable que nosotras lleguemos al orgasmo con tan solo acariciar el clítoris de forma diagonal.

Pero, debes saber que esta no es la única forma. Pues, también podemos lograr el clímax con solamente usar las piernas y de una manera muy discreta, sin que nadie se dé cuenta.

Puedes estimularte cruzando las piernas con fuerza y apretando los músculos, así generarás presión sobre los genitales.

TE PUEDE INTERESAR: Siete tips para una correcta y excitante masturbación femenina

Esto lo puedes hacer mientras estás sentada y en cualquier momento. Esto se puede convertir en una actividad sumamente sexy y más excitante.

Esta técnica solemos descubrirlo en la adolescencia, pues es una manera discreta muy fácil de sentir placer y conocernos más.

Recuerda que para nosotras llegar al clímax necesitamos de mucha práctica, conocer qué  es lo que nos gusta y qué es lo que más nos provoca placer.

 

Piernas cruzadas

 

Te puede interesar