¿Se acabó el amor? 5 brutales verdades que tienes que aceptar

Terminar una relación de pareja es doloroso, sobre todo cuando una de las partes está más involucrado. Pero una vez que sucede hay cosas que debemos dejar de hacer. ¡Conócelas!

El terminar con tu pareja siempre se pasa por un periodo de dolor y tristeza. El ya no pasar tiempo con la persona que amabas pero con la que no se dieron las cosas te provoca una angustia intensa, te sientes confusa y temerosa de lo que va a venir, pero tranquila ¡No te asustes! Todo mejorará.

Al inicio de la ruptura es inevitable no recordar todas las experiencias vividas y no concentrarse en el mal momento que estás pasando, pero llegará el momento en que tendrás que enfrentar lo que ocurre. Así que deja de cuestionarte lo que hiciste bien o mal en la relación o por qué tu pareja hizo lo que hizo.

Aunque todas las preguntas son válidas y estarán dando vueltas en tu cabeza es mejor que pares y aceptes que todo acabó.

No debería ser tan difícil superarlo

No confundas amor con enamoramiento, ya que aunque no lo creas son distintas cosas. Primero, estar enamorada te hace de alguna manera dependiente de la otra persona, además idealizar todo sobre él. En algún momento tendrás que entender que no funcionó y dejarlo ir. Es más usa esta experiencia para aprender y crezca emocionalmente.

No puedes arreglarlo. Se acabó

Haz escuchado la frase “Lo pasado, pisado”, es probable que él este siguiendo con su vida mientras tú sigues pensando lo que pudo ser. Tienes que dejarlo ir, no te aferres a algo que no te hace bien. Tu relación se acabó y nada lo podrá regresar el tiempo, o no al menos hasta que pase lo malo. Podrán tener recuerdos bonitos pero la infidelidad, las mentiras o las suspicacias siempre estarán presenten en tu cabeza. Cuando te sientas lista deberás alejarte y separar todo eso, entenderás que ya no vuelta de página y tendrás que avanzar.

No eres tú, ni él …son los dos

Nos han mentido con ese dicho de “no eres tú, soy yo”, porque en realidad son los dos. Que no funcione una relación de pareja es problema de los dos, por no saber afrontar dificultades o resolver situaciones. Al final, tú cumpliste un rol que todo lo que pasó. Mejor relaja tu mente y analiza qué harías distinto en una nueva relación o cómo trabajar en esas inseguridades.

Es hora de reconstruir

Si la ruptura te hizo sentir muy mal y tomaste una actitud negativa sobre ti entonces es hora de levantarte y renacer, cual Fénix. Trabaja en tu amor propio y en tu seguridad, porque recuerda para amar a otros debes poder amarte plenamente. No gastes energía pensando en que no eres suficiente para esa persona y sentirte mal por todos sus éxitos. Recuerda, ninguna situación amorosa debería dejarte estancando como agua de pozo. ¡SE TERMINÓ!  Así que reconstrúyete para recibir todo lo bueno que te trae la vida.

Lo peor que puedes pensar es que “pueden ser amigos”… al menos no por ahora

Quizá quieras ser su amiga para no quieres perderle la pista, y porque en el fondo piensas que pueden regresar. Si él te propone retomar la amistad es porque:

-No se quiere ver como el patán (aunque lo fue) y desea verse como alguien maduro, aunque no sabe cómo comportarte.

-No quiere salir de tu vida para asegurarse que no lo superes y lo olvides.

-Te necesita para que lo ayudes a resolver distintas cosas.

Puede que suenen algo descabelladas y negativas pero la verdad siempre ha sido más brutal, así que será mejor que cambies el chip y tomes las riendas de tu destino. No seas de las que entran a un círculo vicioso de relaciones que no funcionar en vez de avanzar.

 

Te puede interesar