¿Te encanta viajar? Tal vez tengas el “gen viajero” y hayas nacido para recorrer el mundo

¿El amor por viajar se adquiere o es hereditario? Conoce qué dice la ciencia al respecto y chequea estos estudios al respecto sobre el “gen viajero”. 

Hay personas que tienen pánico a viajar, otras que se conforman con volar a otra ciudad una vez al año, pero la mayoría de wapas compran sus boletos antes de avisarles a sus jefes. Si estás en el último grupo tal vez tengas el “gen viajero” y no puedes contener tus ganas de explorar el mundo porque la vida es muy corta, ¿verdad?

NO TE PIERDAS: "Mi prótesis no es un obstáculo", joven recorre el mundo con su pierna ortopédica y da una lección a todos [FOTOS]

Si eres de la que nunca se pierde un viaje entre amigas o sacas tiempo para un trip corto con tu novio entonces te contamos que existe una variación genética para tengas esa personalidad tan activa. Se trata de "gen del viajero" (DRD4-7R) propuesto primero por el escritor Dan Scotti, quien se basó en una variación de otro gen, DRD4, el llamado "gen del vagabundo".

Los estudios de Scotti indican que sí existe sustento científico que explica las intensas ganas de viajar, pero la ciencia asegura que no existe un gen específico que determine este comportamiento humano, aunque efectivamente sí hay algo que  tiene mucho que ver con el gen DRD4, receptor de dopamina.

 

Una publicación compartida de individu merdeka (@nay.rustina) el

Según el estudio de Salk Institute of Biological Sciences, la dopamina tiene un vínculo con la tendencia de tomar desiciones impulsivas, como arriesgarse a conocer nuevos lugares, ideas, alimentos, relaciones, drogas y hasta oportunidades sexuales. Pero no son los únicos en analizar este comportamiento.

 

Una publicación compartida de ancsa.fitgirl (@ancsa.fitgirl) el

Una investigación de la Universidad de Vanderbilt también estudió que la dopamina nos genera esa sensación de satisfacción y éxtasis, por eso se dice que viajar causa la felicidad. El cerebro de alguien impulsivo no toma en cuenta los riesgos o peligros de la travesía y se lanza a tomar el reto sin importar las condiciones, el destino y el tiempo pasan a un segundo plano.

TAMBIÉN LEE: Nueve destinos fabulosos para viajar sola [FOTOS]

Aunque los científicos no avalan la existencia del “gen viajero” como tal, la dopamina es lo que nos impulsa a aventurarnos y tener fuertes deseos por viajar. Y tú, ¿te identificas wapa?

Te puede interesar