Tres beneficios del yoga prenatal para la mamá y el bebé

Practicar esta doctrina desde que tu bebé esta en la barriga es major opción para evitar los partos prematuros y establecer una conexión contigo misma y con tu bebé.

Por: Aspasia Narváez

Desde la concepción hasta el parto, el embarazo puede ser un momento de ansiedad, con tantas dudas, con tantos cambios en el cuerpo y las ideas de lo que será la vida con el bebé. El yoga prenatal es una manera de conectar con el milagro del embarazo y de poder traer al mundo una nueva vida. Muchas mujeres embarazadas son conscientes de los beneficios físicos, mentales y espirituales que trae esta doctrina durante el embarazo. Lo que no saben es que el yoga prenatal va más allá de llevar una buena salud y de eliminar todos esos malestares que conlleva el embarazo sino que también es muy beneficioso para el bebé y la relación que se construye desde la barriga.

NO DEJES DE LEER: Tres razones para practicar yoga si eres mamá

Te presentamos tres beneficios del yoga prenatal:

1. Conéctate con el bebé a través de la respiración

El yoga pone mucho énfasis en la respiración por eso es importante practicarlos en la etapa prenatal, te permite hacer una pausa de todo lo que está sucediendo en tu vida ya que muchas veces nos olvidamos de disfrutar el placer que viene con el embarazo. Esta doctrina nos permite aquietar la mente, enfocarnos en la respiración y conectarnos con esa energía que está creciendo dentro.

2. Aumenta la circulación, disminuye la inflamación y mejora el sistema inmunológico

El yoga  nos ayuda a alongar los músculos y liberarnos de la tensión que se va acumulando en ciertas partes del cuerpo como hombros, cuello y caderas. Cuando esta tensión es liberada, disminuye la hinchazón en las articulaciones permitiendo una mejor circulación y oxigenación a nuestro cuerpo y al del bebé manteniendo una buena salud.

3. Disminuye el riesgo de parto prematuro

El riesgo de dolencias comunes se reduce a través de la práctica de yoga. Está demostrado científicamente que esta doctrina ayuda a reducir el parto prematuro y también el riesgo de retraso del crecimiento intrauterino. Por algo no es casual que el riesgo de parto prematuro esté relacionado al aumento de peso así como a los estados de ansiedad de la madre.

Si practicas el yoga de forma segura y en esta etapa, te ayudará a enfrentar las dificultades del embarazo. Lograrás una fuerte conexión de mente, cuerpo y espíritu contigo misma y con tu bebé.

TE PUEDE INTERESAR: El flujo de la respiración es el aliento de la vida

Te puede interesar