Realizar una  dieta  no significa decirle No a las comidas ni a  las bebidas, al contrario es saber qué alimentos y en qué cantidas consumimos.

Los mitos más comunes que solemos oir, son estos. Por ejemplo 

Decirle no a los carbohidratos, porque engordan. Es importante señalar que  estos aportan energía al cuerpo, es necesario que el consumo de carbohidratos constituyan el 55%  diario. Si quieres controlar tu peso  es preferible consumir alimentos bajos en valor glucémico.

Picar entre horas. Picar es sinónimo de engordar. Lo ideal sería comer siempre que nuestro organismo nos lo pidiera para evita llegar hambrientas a las comidas ya que engordamos cuando ingerimos más calorías de las necesarias.

Consumir fruta después de las comidas. La fruta no engorda por tomarla en un orden u otro. Podemos comer antes para sentir la sensación de llenura.

El agua engorda: lo ideal sería beber dos vasos de agua antes de comer para llenar la barriga y que la sensación de hambre fuera menor. En cambio, si bebemos agua durante la comida, ésta solidifica las grasas ingeridas por lo que la asimilación de los alimentos es más pausada y difícil.

Te puede interesar