Consumo continuo de bebidas gaseosa ocasiona graves daños al organismo

Por más que uno le parezca inofensivo la ingesta de una bebida  gaseosa al día, su consumo continuo no solo ocasiona el aumento de peso corporal sino que aumenta el riesgo de padecer otras diversas enfermedades que ponen en peligro nuestras vidas a mediano y largo plazo por su alto contenido de azúcar manifestó la nutricionista Daniela Martinelli Montero.

“Además de ocasionar la posibilidad de padecer diabetes tipo 2; aumenta la presión arterial porque es un productos rico en sodio. Y no olvidar que el azúcar en exceso aumenta los niveles de triglicéridos en sangre. EL conjunto de estos factores (glucosa alta que genera hiperinsulinemia, hipertensión arterial, trígliceridos y colesterol  elevados) son lo que hoy se conoce como síndrome metabólico, que no permitirán llevar una vida saludable y puede llevar a la muerte”, precisó.

De acuerdo a la experta, en las encontramos sacarosa (azúcar), sin embargo ahora también se utiliza la fructosa. “Debemos tener cuidado con los productos que contiene fructosa porque es igualmente de dañina: aumenta la formación de grasa corporal llevando al sobrepeso y la obesidad; elevando los trígliceridos y el colesterol LDL (conocido como el colesterol malo), incrementando la presión arterial y generando un hígado graso”.

 “Hay que señalar que en un vaso de 250-300 ml. de gaseosa, encontramos entre 30-40 gramos de azúcar que equivale a unas 6 a 8 cucharaditas de azúcar. Una torta de chocolate o tres barritas de cereal tienen similar cantidad de azúcar a un vaso de gaseosa”.

“En el Perú tenemos una gran variedad de frutas, podemos reemplazar las gaseosas, por jugos naturales de frutas sin necesidad de agregar azúcar porque la fruta ya es dulce y sin necesidad de colar, para aprovechar todos los nutrientes.”, agregó.

Te puede interesar