Los expertos afirman que el queso alimenta igual que la leche

La leche debe ser el complemento de nuestro desayuno, prodigándonos las vitaminas y minerales necesarios para mantener fuertes nuestros huesos. ¿Pero qué pasa si, por ejemplo, eres intolerante a la lactosa o simplemente no te gusta su sabor?.

Ante esto, los especialistas de Laive indican que el queso es un perfecto sustituto del lácteo, ofreciéndote los mismos beneficios alimenticios que la leche fresca.

"El queso también es una excelente fuente de calcio, un mineral fundamental para la salud de los huesos y dientes, y su absorción se favorece por la misma proteína que contiene el queso. Por lo tanto, consumir una tajada de 25 gr. de queso tipo Edam de vaca equivale a tomar un vaso de leche fresca de 200 cc", señala el doctor Arnaldo Hurtado, nutriólogo de la empresa.

Además, añade que sus beneficios no son solo necesarios para los niños, sino también para los adultos ya que ayuda al mantenimiento de los músculos y el cerebro.

CONSEJITOS

Eso sí, ten en cuenta que si consumes queso, este debe conservarse cubierto y en refrigeración. Además, los expertos señalan que antes de comerlo, lo recomendable es retirarlos una hora antes del refrigerador. De esta manera su sabor será mejor.

Aprovecha sus beneficios y adiciónalo a tu merienda.

Te puede interesar