Pacientes con DMRE tendrían alto riesgo de mortalidad por la COVID-19

De acuerdo con un reciente estudio, los pacientes con Degeneración Macular Relacionada a la Edad (DMRE) serían también personas con alto riesgo de mortalidad por la COVID-19.

Según un reciente hallazgo de los investigadores de la Universidad de Columbia, los pacientes con Degeneración Macular Relacionada a la Edad (DMRE) serían también personas con alto riesgo de mortalidad por la COVID-19.

Por su parte, el Ministerio de Salud precisa que la DMRE afecta a más de 500 mil peruanos aproximadamente. Por ello, es importante identificar a tiempo este mal ocular que afecta a los adultos mayores y así poder retrasar su avance.

¿Qué es la Degeneración Macular Relacionada a la Edad? Para el Dr. Gerardo Arana, Director Médico de Oftálmica Clínica de la Visión, esta patología es un desgaste natural de la retina, lámina posterior del ojo que transforma la luz en impulsos nerviosos. 

Esta mal se da mayormente en personas a partir de los 50 años en adelante y afecta la parte central de la visión, o también conocida como mácula, la cual se necesita para ver detalles y leer. 

"Esta enfermedad ocular es multifactorial, ya que se puede originar por herencia, consumo de cigarrillo, no ingerir antioxidantes, alimentación desbalanceada, exposición a los rayos ultravioletas, entre otros. La mácula necesita de cierta cantidad de sustancias para trabajar de forma efectiva, si no recibe el número indicado se comienzan a formar drusas (restos de desecho) que se van quedando en las capas de la retina, llegando a ser una DMRE de tipo seca", explicó el especialista.

"Si no se diagnostica a tiempo, esta patología continuará avanzando generando vasos sanguíneos, los cuales podrían sangrar y ocasionar hemorragias en la retina, denominándose así la DMRE de tipo húmeda", acotó el médico oftalmólogo.

Síntomas 

Entre los síntomas de la DMRE de tipo seca está la disminución de la visión de manera progresiva, problemas en la calidad de los colores y algunas distorsiones.

Las personas adultas mayores algunas veces relacionan esta sintomatología con modificaciones en la medida de los anteojos, pero en realidad están padeciendo cambios en la mácula por la DMRE. En el caso de la DMRE de tipo húmeda, se acentúa la caída de la visión, incluso en algunas ocasiones puede ser de forma repentina.

El paciente no podrá ver de lejos, verá manchas al centro, llegando a perder la visión central y presentando lo que se conoce como "ceguera legal".

Tratamiento 

La DMRE seca se trata con antioxidantes que disminuyan los depósitos que se generen en la retina. Se le da al paciente sustancias como luteína, betacaroteno, entre otros.

Es preciso indicar que solo un 30% o 40% de personas que tienen esa primera etapa de la enfermedad mejora. Por eso, es fundamental identificar la patología en sus inicios.

De otro lado, en el caso de la DMRE húmeda, el tratamiento son inyecciones intravítreas para bloquear y cerrar los vasos generados, haciendo que la retina se recupere. 

Del mismo modo, el Dr. Gerardo Arana enfatizó en la importancia de pasar chequeos oftalmológicos anuales, especialmente a partir de los 50 años, para identificar la DMRE en la primera fase y se pueda seguir con el tratamiento más adecuado. Incluso en coyunturas complicadas como las que estamos viviendo actualmente no se debe dejar esperando a la salud visual ya que los centros oftalmológicos están atendiendo siguiendo todos los cuidados y protocolos de bioseguridad.

Finalmente, el especialista precisó que para cuidar la salud ocular se debe mantener una buena alimentación, realizar actividad física, tener un adecuado estilo de vida y protegerse de los rayos del sol. 
 

Te puede interesar