"El virus sigue ahí, no hemos vencido a la pandemia", advierte microbiólogo

El microbiólogo español Ignacio López-Goñi afirma que no hay datos, hasta la fecha, que corroboren si el coronavirus se está debilitando o se está volviendo más agresivo.

El nuevo coronavirus sigue cobrando la vida de miles de personas en el mundo. Además de infectar a millones, la COVID-19 se ha visto en recientes casos en los países donde, supuestamente, se había controlado, como es el caso de China.

Luego de ello surgen muchas preguntas: ¿Sigue mutando el coronavirus SARS-CoV-2? ¿Está disminuyendo? ¿Habrá una segunda oleada? ¿Son preocupantes los rebrotes en China, Irán, Alemania o España?

El microbiólogo español Ignacio López-Goñi explica sobre lo que sucede actualmente con el coronavirus. "No hay datos, hasta la fecha, que así lo corroboren.El virus ni se está debilitando ni se está haciendo más virulento", asegura el catedrático de microbiología en la Universidad de Navarra (norte de España)

En ese sentido, el profesional advierte que no bajemos la guarde ante la aparente derrota del virus."El virus sigue ahí, no hemos vencido a la pandemia".

Además, Ignacio López-Goñi sostiene que el coronavirus está mutando, como cualquier otro virus.

"El coronavirus obviamente muta, todos lo hacen. Los virus viven mutando; en virología se suele hablar de 'nubes mutantes'. Hay virus que cambian con una velocidad enorme y los campeones de la variabilidad son el virus de la gripe o el VIH. El nuevo coronavirus no es tan virulento, porque tiene una proteína capaz de reparar los errores o mutaciones que puedan ocurrir durante su replicación. El SARS-CoV-2 es relativamente estable, cambia, se pueden ver mutaciones, pero tiene cierta estabilidad que es común en los virus", asegura.

El microbiólogo español dejó en claro que la COVID-19 no se está debilitando ni volviendo más agresivo, porque hasta el momento no existe estudio que corrobore ello.

"El virus ni se está debilitando ni se está haciendo más virulento, no tenemos evidencias en este momento. No hay datos que así lo corroboren. Tampoco hay cepas más o menos virulentas. Cuando hablamos de mutaciones (variaciones) podemos pensar que siempre es malo, que el virus muta para hacerse más virulento, pero no tiene por qué ser así. Lo habitual es que cuando un virus pasa de una especie animal a otra, al principio exista una alta frecuencia de mutaciones, pero con el tiempo el virus se adapta a su nuevo hospedador, en este caso los humanos", argumentó.

Se puede esperar, incluso, que en este proceso de adaptación el virus vaya perdiendo virulencia, pero esto suele ser un proceso lento que dura muchos meses, explica el especialista.

Finalmente, el experto no descartó la posibilidad de una segunda oleada del coronavirus.

"Certezas no hay, no lo sabemos, pero sí se pueden hacer estimaciones. Podemos ver lo que pasó en otras pandemias, en concreto en las tres de gripe del siglo XX. En las de 1918, 1957 y 1968 las segundas y terceras oleadas fueron peores que las primeras, pero sabemos que este coronavirus no es como el virus de la gripe. Que haya segundas oleadas más fuertes es una posibilidad, pero no lo sabemos a ciencia cierta", sostuvo.
 

Te puede interesar

SÍGUENOS