Estefanía Gómez de “Betty, la fea", triunfa pese a estereotipos por su peso

Estefanía Gómez, recordada por su querido papel de Aura María en la novela 'Yo soy Betty, la fea', confiesa el difícil momento que enfrentó por su peso. 

'Yo soy Betty, la fea' se convirtió en una de las exitosas producciones más queridas y recordadas por sus inolvidables escenas que se robó el corazón del público.

Entre los personajes que destacaron fue Aura María Fuentes, la divertida recepcionista y gran amiga de 'Betty'. Aunque, Estefanía Gómez es una de las intérprete que más resaltó luego de la novela, contó el difícil proceso que enfrentó por haber subido de peso y no ser aceptada en el medio artístico. 

Estefanía Gómez en 'Yo soy Bety, la fea'

Aunque los protagonistas Beatriz Pinzón Solano y Armando Mendoza fueron uno de las parejas más queridas de Colombia. Gómez resaltó en la serie por su papel pintoresco.

La actriz dio vida a una mujer jovial, que le gustaba ir se fiesta y vestir con prendas que resaltaban su figura, guapa de una melena rubia de risos que se ganó el corazón de Freddy Stewart tras ser la secretaria de una empresa de Economía y ser madre soltera.

¿Quién es Estefanía Gómez?

El nombre completo de la joven es Carmenza Estefanía Gómez Osorio. Nació el 19 de 1976 en Ibague, Tolima, Colimbia, y es una de las exponentes más reconocidas en su país por su papel en 'Yo soy Betty, la fea'.

A su vez, la intérprete está próximo a cumplir 50 años y tiene dos hijos, que son su fuente de inspiración para continuar exponiendo su talento en el medio del entretenimiento. 

Estefanía Gómez y la dolorosa experiencia que vivió por su peso

Sin embargo, luego de haber pasado 21 años la integrante del 'Cuartel de las feas' narró la época complicada que pasó por no lucir el "cuerpo ideal" que pedían cuando hacía casting.

A través de una entrevista con ‘Lo sé todo’, la artista sorprendió al revelar que le negaron algunos personajes por estar “gordita”. La actriz indicó que su cambio de peso se debía a la enfermedad de la tiroides que no podía controlar, pero esta situación no les interesaba a los directores. 

“En algún momento estuve con una mánager, y yo le decía: ‘Pero, ¿por qué no me llaman para ese proyecto tan chévere? Mi perfil es perfecto para ese o este personaje’. Entonces, me responde: ‘Te voy a decir la verdad, mira lo que me escribieron’. Yo leí y decía: ‘¿Pero Estefanía sigue igual de gordita?’. Y yo: ‘¡Wow!’”, sostuvo.

Esta experiencia llegó a Estefanía exponer la realidad que vive muchos actores en el medio artístico, pues, son muy exigentes con el tema del físico. El cuál, la actriz no está de acuerdo cuando el mayor valor debería tener la representación del personaje y situaciones de la vida real.

Foto: Instagram Estefanía Gómez

“Nosotros representamos la vida misma, donde somos gorditas, tenemos celulitis, estrías, donde nos engordamos, adelgazamos, donde pasa todo esto. Es muy triste por eso”, agregó al programa.

Te puede interesar

SÍGUENOS