La ciencia lo dice: Es normal llevarse mal con las suegras

Aunque no siempre sea así y muchas personas digan lo contrario, sería completamente normal llevarse mal o tener discusiones con las suegras. Esto se vería con mayor incidencia entre las esposas y las madres de los esposos, así lo da a conocer una investigación realizada durante 20 años por la psicoanalista inglesa Terri Apter.

Te puede interesar: ¿Cómo ganarte a los suegros? Lee estas recomendaciones

Quizás no te sorprendas o refutes señalando que te llevas excelente con tu suegra y que incluso has notado que tu relación con ella es tan amorosa como tu propia madre. Si es así, tal vez podrías considerar que tuviste suerte. Sin embargo esta investigación, revela lo que para muchas es un constante dolor de cabeza que las aqueja de todos los días.

El estudio concluye que el 60% de las mujeres con parejas estables tiene fricciones con las madres de sus maridos, mientras que en el caso de los hombres, sólo el 15% asevera que ha tenido problemas con la madre de su mujer. 

Aunque a veces se piense que esto se debe a la percepción de las nueras, para salir de esta duda se hizo la consulta a las suegras y se supo que el 56% de ellas aseguraban no tener una buena relación con la que “no era lo que quería para mi hijo”. 

Los motivos serían diversos, entre ellos las diferencias culturales, religiosas, sociales y hasta económicas, los que incentivarían a que las suegras no terminen por aceptar a las futuras madres de sus nietos. La investigadora también pudo conocer que el miedo de divivir el amor y la atención con otra mujer sería otro de las causas de su rechazo. En segundo plano quedaría el tema de los quehaceres domésticos y la forma en cómo se crían a los nuevos retoños de la pareja

¿Qué hacer si buscas llevarte bien con tu suegra?

Si lo que quieres es no tener ningún tipo de fricción con la madre de tu esposo, debes tener en cuenta cinco puntos muy importantes en tu relación nueva-suegra. Presta atención:

1. Busca puntos en común

Empieza por preguntarle más cosas sobre ellas, tal vez te des cuenta que son más parecidas de lo que imaginas. Estos pequeños detalles ayudarán a afianzar su relación.

2. Evita temas controvertidos

Hablar de religión, fútbol y política podrían causarte serios problemas más adelante.

3. Sé educada

Nunca entrés en discusiones con ella, siempre mantén la calma y si intentas defender tus ideas, trata de ser lo más diplomática posible.

4. Pasa tiempo con ella

Inicia con visitas más seguidas a tu suegra, la idea es que no piense que quieres alejar a tu esposo de ella.

5. No la impliques en tu relación

Pese la confianza que pueda surgir, es mejor mantenerla al margen de las discusiones o incidentes que puedan surgir en tu hogar.

No dejes de leer: Vivir en casa de la suegra generaría impotencia sexual

Te puede interesar