Piura: Vacunas estarían en riesgo por deficiencias en la cadena de frío, según Contraloría

La Contraloría señaló que cuatro congeladoras están inoperativas y tres ya cumplieron su ciclo de vida.

La Contraloría General de la República alertó sobre el riesgo que existe si no se maneja una cadena de frío adecuada para el almacenamiento de las vacunas contra el COVID-19 en la región Piura. 

Ello luego que un equipo auditor detectó durante una inspección en el almacén regional de vacunas que existen congeladoras inoperativas y otras que ya cumplieron su ciclo de vida; además que no se cuenta con una cámara frigorífica que asegure el almacenamiento de más de un millón de dosis que han sido solicitadas para las tres fases de vacunación.

Según el informe de control concurrente N°3638-2021, realizado el 11 y 12 de febrero, el equipo de auditores verificó que el almacén regional de vacunas de la Dirección Regional de Salud cuenta con once equipos de refrigeración de respaldo (7 congeladoras y 4 refrigeradoras) a la cámara de frigorífica.

Sin embargo, cuatro de estos equipos se encuentran ocupados con otro tipo de vacunas como la Rubéola, Sarampión, Difteria, Tétano, Tosferina, entre otras; otras cuatro se encuentran inoperativas y tres ya cumplieron su ciclo de vida.

“Se ha determinado que los equipos que conforman la cadena de frío como las congeladoras se encuentran inoperativas y otras han alcanzado su ciclo de vida; situación que limita la adopción de medidas de contingencia ante la eventual carencia de la capacidad de almacenaje y conservación de las vacunas en el Almacén Regional de Vacunas, situación que pone en riesgo el cumplimiento del objetivo de plan de vacunación”, indica el informe.

Del mismo modo, el órgano de control advirtió que existe una falta de fortalecimiento oportuno de dicho almacén mediante una cámara frigorífica adicional teniendo en cuenta que en el plan de vacunación proyectado por la Diresa Piura abarca 1′396.448 vacunas para la región en todas las fases, y solo para la Dirección Región de Salud se ha previsto 790,685 dosis, es decir, un 56.62% del total.


Sobre este tema, en octubre del 2020, el Ministerio de Salud comunicó a la Diresa sobre el fortalecimiento de la cadena de frío con la implementación de una cámara frigorífica adicional, sin embargo, el órgano de control precisó que, pese a que han transcurrido cuatro meses, esta cámara aún no llega al almacén regional de vacunas.

Al respecto, el director regional de Salud, José Nizama, detalló que la Diresa advirtió a la Contraloría sobre la cadena de frío e, incluso, en diciembre y enero reiteraron la solicitud al Ministerio de Salud para incrementar la capacidad de almacenaje, teniendo en cuenta la próxima llegada de las vacunas.

“Hay un tema con la compra de la segunda cámara frigorífica para el proceso de almacenaje de la vacuna. El Ministerio de Salud tiene una IOAR, ya es un tema que el ministerio acelere la compra o nos dé pase para iniciar el proceso de compra a nosotros porque esto (compra) está bajo un control”, acotó.

Con respecto a las congeladores y refrigeradoras inoperativas y que ya alcanzaron su ciclo de vida, el funcionario mencionó que esta situación no es problema de ahora sino de hace muchos años atrás, es por ello que esperan lanzar en las próximas semanas la convocatoria de compra de estos nuevos equipos para repotenciar la cadena de frío de las vacunas contra la COVID-19.

“Estás conservadoras tienen años de uso y lo que necesitamos es potenciar el sistema de conservación ya que la vacuna regular, es decir, las vacunas contra otras enfermedades la tenemos en nuestro establecimiento. Eso (compra) ya lo tenemos en proceso, esperamos que en las siguientes semanas se haga la convocatoria de la compra para las nuevas refrigeradoras y puedan estar en los establecimientos de salud”, agregó.

Nizama dijo que actualmente buscan potenciar los puntos de vacunación y distribución de la vacuna, ya que existen establecimientos de salud muy alejados de difícil acceso.

En tanto, el representante del Colegio Médico de Piura, Dr. Julio Barrena, precisó los hallazgos realizados por la Contraloría sobre refrigeradoras inoperativas para el almacenamiento de vacunas contra la COVID-19 es preocupante porque no tendrían el efecto que se espera si no se respeta la cadena de frío.

“Si no hay una buena cadena de frío no conserva a la vacuna y no va a ser efectiva”, acotó.

Añadió que aún no ha recibido respuesta sobre el retiro del Colegio Médico como parte del comando COVID regional, y espera que esto se solucione porque va a permitir tener un buen manejo de la pandemia.

¿Cómo es la distribución?

El órgano de control también encontró una serie de inconsistencias en el padrón nominal de vacunación de las primeras 5,453 vacunas que llegaron el pasado 10 de febrero, donde se excluía por ejemplo a 16 integrantes del personal de Salud de primera línea del hospital Santa Rosa; sin embargo, en el padrón figuraba personal de Salud que realizaba trabajo remoto.

La misma situación ocurre con el padrón del segundo lote de 10,155 vacunas que llegaron el último viernes. Así lo dio a conocer el titular de Salud, José Nizama, quien reiteró que la Diresa no solicitó ni elaboró el padrón con el personal de salud a ser inoculado, sino que fue enviado por el Ministerio de Salud (Minsa).

En esta nueva remesa, el funcionario criticó el envío de 327 vacunas para trece establecimientos de salud privados (clínicas), debido a que no se conoce los criterios de selección del personal de salud que serán inoculados; más aún cuando existen establecimientos de salud cuyo personal viene atendiendo desde inicios de la pandemia a pacientes COVID-19 y no ha sido considerado en el segundo envío de vacunas.

Te puede interesar

SÍGUENOS