Mujer golpea cruelmente a su bebé de 3 meses y le contagia de COVID-19: "Me tiene cansada"

Vecinos de la mujer aseguran que la progenitora actúa de manera violenta debido a su adicción con el alcohol.

Indignante. Un bebé de 3 meses de nacido vive los peores momentos de su vida a tan corta edad. Su madre, una mujer totalmente despiadada debido a una adicción con las bebidas alcohólicas fue acusada de haber golpeado hasta el punto de ocasionarle lesiones en el tórax.

Se sabe que el menor permanece bajo los cuidados médicos del Instituto Nacional de Salud del Niño. El director de este nosocomio confirmó que el pequeño presenta traumatismos por golpes y, además, se descubrió que es portador del nuevo coronavirus, enfermedad que contrajo como contagio de su madre.

A pesar que los exámenes de neurocirugía y traumatología descartaron lesiones óseas, se evidenció que el recién nacido presenta lesiones a nivel de la piel y la hemicara derecha del tórax. 

“El paciente llegó a emergencia y fue evaluado y diagnosticado con traumatismo policontuso, maltrato infantil e infección de COVID-19″, resaltó Franklin Aranda, Director de Pediatría del INSN Breña.

Bebé padeció maltratos por mucho tiempo

Vecinos de Breña aseguran que el menor lloraba de manera inconsolable reiteradas veces, pues la madre le propinaba golpes que eran insoportables. Ante ello, decidieron rescatarlo de las manos de su verdugo: Flor Magaly Silva Inca (39).

Fue una vecina que logró ingresar al cuarto de la agresora y encontró al bebé boca abajo con el rostro morado e hinchado. Según la testigo, la mujer habría reconocido que su hijo “la tenía cansada” y por eso lo golpeó.

Ante la terrible escena, decidieron contactarse con el tercer hijo de la mujer, un adolescente de 17 años que vive con su abuela, y al salir en defensa de su hermanito, la mujer también lo agredió.

Antecedentes de la cruel madre

En todo momento, Silva Inca negó las acusaciones, pero las pruebas la contradijeron, por ello, permanecerá en la comisaría de Breña (Lima). Cabe resaltar que, la fémina registra varias denuncias por violencia física y psicológica. E incluso se sabe que tiene una hija de 10 años que vive en un albergue porque un juez le quitó la tenencia.

Los vecinos de la quinta donde vive la mujer, en el jirón Azcona, pidieron garantías ya que la presunta agresora los habría amenazado por denunciar el hecho. Asimismo, piden que el niño no regrese bajo el cuidado de ella.

Te puede interesar

SÍGUENOS