¿Cómo saber si mi bebé tiene frío? Tips para padres primerizos

Los mejores consejos para llevar bien el cuidado del bebé y cuidar de su temperatura corporal.

Tener un hijo es uno de los acontecimientos más importantes y apasionantes en la vida de los padres. Pero, también están las preocupaciones, especialmente en padres primerizos, de saber si todo está bien con su bebé, si tiene hambre, sueño, sed o frío.

Una de las preocupaciones más comunes en los padres es saber si sus hijos tienen frío, ya que a les tocan las manos o los pies, y están fríos lo que los hace deducir que necesitan abrigarlos; sin embargo, esto no siempre es así.

Por ello, en el siguiente espacio queremos compartirte algunos consejos para tener a una temperatura adecuada a los bebés. Asimismo, recuerda que Abrigar demasiado a los pequeños los puede llegar a hacer más vulnerables a los resfriados, según menciona el portal Eres mamá.

Ajusta la temperatura de la habitación

Siempre se recomienda que la habitación del bebé tenga una temperatura entre 23 y los 24ºC. Pero, también es importante que el aire circule, sin que le dé directamente al bebé. Por ello, lo mejor es hacerlo cuando el bebé esté en otra parte de la casa.

Vístelo con prendas en forma ascendente

Se recomienda vestirlo por capas, es decir, con prendas hechas de algodón (que permite a la piel transpirar correctamente) y de varias piezas. De esta manera podrá mantenerse bien abrigado, aun cuando le retiremos una o más prendas porque la temperatura ha subido en el ambiente.

Cubrir manos, pies y cabeza

Para evitar que los bebés pierdan calor fácilmente, es recomendable cubrir la cabeza, las manos y los pies del pequeño con prendas de algodón, incluso en los meses más fríos, adecuadas para su edad (gorros, calcetines, manoplas, escarpines).

Arrópalo con una manta

Una de las mejores formas de mantener caliente a tu bebé es colocarle una manta por encima. En este sentido, una buena forma de saber si está bien es observar cómo se comporta: si se mueve mucho, seguramente la manta le causa incomodidad; en cambio, si se queda quieto, es que disfruta del calor

Te puede interesar

SÍGUENOS