¿Cómo crear un armario cápsula para elaborar múltiples outfits con pocas prendas?

Aplica estos tips para crear tu propio armario cápsula y así elaborar más outfits con prendas versátiles y que nunca pasan de moda. 

En tiempos en donde la publicidad se vuelve cada vez más invasiva en Instagram y redes sociales resulta mucho más difícil resistirse ante los impulsos de “comprar por comprar”. Es así que al revisar nuestro guardarropa es probable que nos topemos con prendas que como máximo habremos usado un par de veces.

Ante esta cuestión y por un tema de llevar un estilo de vida más ordenado e inclinado hacia una tendencia de minimalista muchos expertos como la propia Marie Kondo reconocen la importancia de utilizar el método del armario cápsula para tomar decisiones más acertadas al momento de realizar alguna compra.

Para crear un armario cápsula debemos tener en cuenta que la base es eliminar piezas de nuestro armario que ya no utilizamos y restringir la cantidad de prendas, accesorios, joyas y accesorios que tenemos para que no resulte tan complejo el dilema de siempre: ¿qué me pongo hoy?

El éxito de este método, influenciado por la filosofía del minimalismo donde “menos es más”, se encuentra en elaborar una selección de prendas atemporales de calidad de acuerdo a cada temporada del año.

De esta forma vamos a desechar la ropa que ya no usamos para dar pase a prendas versátiles que nos permiten combinarlas de forma más sencilla una con otra. La cantidad límite de ropa, zapatos y accesorios dependerá de los gustos y necesidades de cada persona. Diseñadores como Susie Faux y Donna Karan o Marie Kondo apuestan por fórmulas que van desde la más austera y se clasifican en 7, 10, 33, 37 y 40 piezas.

¿Qué pasos debo seguir para elaborar un armario cápsula?

Primero debes seleccionar las prendas que nunca has utilizado o las que menos utilizas para no atiborrarte de más ropa. La cantidad variará de acuerdo a los gusto y estilos de cada quien, pero recuerda que “cada pieza debe, al menos, combinar con otras tres” y “si algo entra en la cápsula, algo debe de salir”.

Segundo, debes establecer cuál será tu número de piezas clave para crear al menos 20 outfits distintos. Y según expertos esto se alcanza con un promedio de 20 piezas.

Tercero, tienes que elegir tres colores principales para las piezas que más utilizarás como pantalones y abrigos, dos tonos neutros que se sincronicen con los principales y cuatro tonalidades adicionales que vayan con ese estilo para llevarlo en joyas, faldas o chaquetas.

Cuarto, cada vez que compres una nueva prenda realízate tres preguntas que te facilitarán mucho la decisión: ¿realmente lo necesito?, ¿puedo combinarla para crear, al menos, tres outfits distintos? y ¿va con mi estilo? Si respondes que no a alguna de las preguntas entonces siguiendo este método no se debería adquirir la ropa.

Por último, en esta fórmula también existen excepciones -como todo en la vida-, por ello la ropa interior, medias, pijama o ropa de casa no calza dentro del armario cápsula por lo que el cambio dependerá del uso. Y tampoco están incluidas vestidos para galas especiales.

Así que ya lo sabes wapa si quieres animarte a renovar tu clóset toma en cuenta algunas recomendaciones de la filosofía minimalista si es que no te animas a crear tu propio armario cápsula con pocas prendas.  

Te puede interesar