Los riesgos de quitarte las extensiones de pestañas en casa

A falta de salones de belleza, sabemos que tus extensiones de pestañas pueden estar disparejas, pero los expertos recomiendan no quitártelas en casa. 

Si te preguntabas qué es lo que debes hacer con tus extensiones de pestañas ahora que los salones de belleza están fuera de servicio debido a la pandemia del Coronavirus, lo primero que enfatizan los expertos es que… ¡No te las quites tú sola en casa!

Podemos imaginar las ganas que tienes por quitar algunas pestañas rebeldes que te dan un look muy excéntrico y poco favorecedor, sin embargo, quitarlas es un proceso más complicado y cuidadosos de lo que parece, ya que para sacarlas tienes que arrancarlas. Al hacer esto, dañas tu pestaña natural y corres el riesgo de arrancarla (y que nunca más vuelva a salir), inflamar el área y causar daños irreparables en el folículo. Entonces, ¿qué hacemos?

La solución correcta es la más sencilla y eso es, dejar las extensiones solas y que se caigan a su propio ritmo. Los expertos en belleza también aseguran que debemos seguir las mismas indicaciones que cuando recién nos colocamos las extensiones de pestañas: no frotarnos los ojos (sobre todo si quieres que se caigan) ya que esto puede hacer que nuestras pestañas naturales también se caiga.

Un truco que puedes aplicar si quieres que tus extensiones de pestañas es colocar un poco de aceite esencial suavemente con las yemas de tus dedos y frotar con cuidado las pestañas.

Sabemos que el look disparejo de las extensiones te puede molestar un poco, pero recuerda que tratar de arrancarlas es peor y que en esta época de confinamiento (donde no tenemos que enfrentar a nadie con este look) lo mejor es dejar que tus pestañas naturales crezcan y se fortalezcan después de este tratamiento de belleza.

Te puede interesar