Delicioso pollo relleno de pepperoni gratinado muy fácil de preparar

A pocas horas del almuerzo te compartimos una receta premium que puedes preparar muy fácil en casa.

Si todavía no decides qué receta preparar, este platillo a base de pollo, pepperoni, tomate y queso calza perfecto para una comida especial.

No necesitas ser una experta en la cocina para hacerlo, por el contrario, es un plato sencillo pero ideal para sorprender a tus seres amados y consentir tu paladar.

Te enseñamos paso a paso cómo lograr el punto gratinado y consientas ese paladar exigente. ¡Atenta y toma nota!

2 cucharadas de aceite de oliva, para la salsa

3 dientes de ajo, finamente picado, para la salsa

4 tazas de tomate, en cubos medianos, para la salsa

1 cucharada de orégano seco, para la salsa

1/4 tazas de albahaca, fresca, para la salsa

al gusto de sal, para la salsa

al gusto de pimienta, para la salsa

6 pechugas de pollo, sin hueso ni piel

al gusto de sal

al gusto de pimienta

1 taza de pepperoni, para el relleno

1 paquete de Queso Manchego rebanado

suficiente de aceite de oliva, para engrasar

1 taza de chile cuaresmeño, finamente picado, para acompañar

suficiente de orégano fresco, para decorar

suficiente de Ensalada, para acompañar

Preparación 

En una sartén con suficiente aceite de oliva caliente sofríe el ajo hasta que quede transparente. Agrega el tomate y cocina a fuego bajo hasta que comience a soltar el jugo. Añade el orégano, la albahaca, sal y pimienta; cocina por 6 minutos más sin dejar de mover y hasta que el tomate quede deshecho. Retira del fuego.

Con ayuda de un cuchillo haz un corte horizontal a la pechuga de manera que quede una apertura en forma de libro. Salpimienta la pechuga por dentro y por fuera, rellena con pepperoni y Queso Manchego rebanado, y cierra.

Precalienta el horno a 180 °C.

Sobre un recipiente para hornear previamente engrasado con aceite de oliva, vierte la salsa de tomate y coloca las pechugas rellenas, agrega un poco más de Queso Manchego rebanado Caperucita® y pepperoni sobre ellas, tapa con papel aluminio y hornea por 25 minutos a 180 °C.

Sirve y acompaña con chile cuaresmeño y orégano fresco.

(Receta de kiwilimón)

Te puede interesar