• https://wapa.pe/lifestyle/1426890-recetas-postres-pastelitos-chocolate-blanco-queso-fresas

Engríete con un delicioso pastelito de chocolate blanco y queso con fresas

No necesitas tener una razón en especial para engreírte y endulzarte el día con un rico postre.

Un rico postre siempre será la solución para sacarnos una sonrisa y levantarnos el ánimo. Por ello, disfruta de la deliciosa receta de pastelitos de chocolate blanco y queso con fresas.

Ingredientes

- 70 gramos de galleta vainilla

- 30 gramos de mantequilla

- 180 gramos de chocolate blanco

- 200 gramos de queso blanco cremoso para untar

- 200 mililitros de nata para montar

- 2 hojas de gelatina

- 25 gramos de azúcar

- 6 fresas grandes

- 75 gramos de chocolate negro

Preparación

Esta es una receta sencilla de preparar, para eso solo necesitas cortar seis tiras de acetato para postre de 22 centímetros de largo.

Colócalo alrededor de un molde de emplatar  de 6 cm. de diámetro. Engánchalo con una cinta adhesiva y retíralo del molde.

Es hora de colocar los moldes en una bandeja con papel de horno debajo.

Funde la mantequilla en el microondas y mézclalo bien con las galletas trituradas.

Repártelos en el molde y aplánalo colocando un vaso pequeño dentro del molde. Mételo en el congelador.

Durante 10 minutos, en agua fría, hidrata las hojas de gelatina.

Bate el queso con el azúcar. En una olla, coloca a fuego suave, la nata con el chocolate troceado y remuévelo hasta que se funda.

Retira la olla del fuego y agrégale la gelatina escurrida. Vuelve a remover hasta que se disuelva y dejar templar un poco.

En la mezcla de queso y azúcar, vierte poco a poco la gelatina disuelta.

Bate suavemente hasta que quede todo incorporado. Deja enfriar un poco, remueve de vez en cuando.

Saca los moldes del congelador y reparte la crema.

Colócalo en el frigorífico un mínimo de cinco horas.

Retira el acetato de los pastelitos.

Lava y seca las fresas grandes.

Funde el chocolate a baño maría o microondas y déjalo templar un poco.

Sumérgelo en el chocolate y ponlo encima de los pastelitos.

Con el chocolate que resta, decora haciendo unas líneas finas con una cuchara o manga pastelera.

Resérvalo unos 15 minutos en la nevera para que el chocolate negro se solidifique y sírvelo.

postres

Te puede interesar