Sarna en los perros: cómo prevenirla, causa y síntomas

En esta nota te explicamos las causas, síntomas y el tratamiento que tu mascota debe seguir.

En pocas y simples palabras, la sarna es una enfermedad de la piel muy común en los perros, provocada por ácaros o parásitos microscópicos, y la forma de contagio más habitual es por el contacto directo con otros perros, o incluso con objetos que se encuentren infectados, según explican los veterinarios.

Y aunque es considerada como una enfermedad común, puede tener graves consecuencias si no se trata correctamente. Además, no solo afecta a los perros, esta enfermedad cutánea se puede encontrar en muchas especies de animales diferentes.

perro

Como decíamos anteriormente, la causa de esta infección son los ácaros, y según el tipo de este que puede darse un tipo de sarna u otro. Entonces, ¡el tratamiento no siempre es el mismo!

Los tipos de sarna más frecuente son:

Sarna Sarcóptica: (producida por el ácaro Sarcoptes) ¡Es altamente contagiosa! Si tu perro tiene este tipo de sarna es necesario que lo toques con guantes de látex porque puede darse en humanos. Se propaga principalmente en las partes menos higiénicas del perro trayendo como consecuencias inflamaciones, enrojecimientos y caída de pelo.

Sarna Demodénica: (producida por el ácaro Demodex canis). Es también conocida como sarna roja y este tipo de sarna no se adquiere por contacto directo. Este ácaro de por sí vive en la piel de nuestro perro, pero aprovecha sus defensas bajas para reproducirse descontroladamente y propagarse en la cara, y en casos peores, puede afectar el cuerpo también.

Sarna otodéctica: (producida por el ácaro Otodetes Cynotis). Como su nombre lo indica este ácaro es uno de los principales causantes de la otitis de nuestras mascotas ya sean perros y especialmente en los gatos. Si tu mascota tiene este tipo de sarna podrás ver dentro de su oído, unos puntos blancos en movimiento, ¡son visibles!

Síntomas

-       Picazón intensa y ardor que no dejan tranquilo a tu mascota

-       Granos y enrojecimiento en la piel

-       Perdida y debilitación del pelo

-       Gran pérdida de peso causada por inapetencia por la comida

-       Irritación cutánea: costras, escamas y llagas

Tratamiento

Si tu perro tiene algunos de estos síntomas lo primero que debes hacer es llevarlo a un veterinario de confianza. Cuánto antes, mejor.

Ellos brindarán medicamentos orales, tópicos e incluso inyectables. Acuérdate de completar el tratamiento porque si lo finalizas antes la sarna podría reaparecer.

Aunque no existe cura casera para el sarna, te contamos algunos remedios caseros que podrán aliviar un poco a tu engreído mientras le des la receta medicada.

Tratamientos naturales

Limón: mezclado con un poco de agua es un gran desinfectante. Aplícalo en las zonas infectadas.

Aceites: de oliva, lavanda o almendra. Aplícalo dos veces al día para reducir la cantidad de ácaros e hidratar la piel.

Avena: Ideal para calmar la comezón del perro. Puede ser aplicada de forma natural mezclada con agua, o de modo shampoo, combinada con el jabón medicado.

Manzanilla: Como un tónico, alivia la piel y sirve para desinfectar las zonas afectadas de sarna.

perro

Como no hay mejor manera que tratar una enfermedad que prevenirla, aquí te damos un consejos para que cuides la salud de tu engreído. 

Prevención

-       *Mantén una buena higiene de nuestro fiel amigo

-       *Cepilla su pelaje de vez en cuando

-       *Cuida que no se acerque de pelos ya contagiados de sarna

-       *Llévalo al veterinario regularmente para sus tratamientos

Es importante que antes de iniciar algún tratamiento para tu mascota, es recomendable contar con la opinión de un especialista. Recuerda que la piel de los perros es muy delicada y cualquier mal uso de un producto podría agravar la situación.

Los remedios caseros no están de más, pero también debe ser sugerido por el veterinario.

perro

Te puede interesar