Vivir con plantas en un departamento

Consejos para cuidarlas y disfrutar de ellas.

Mariana Letts

www.plantique.pe

Las plantas mejoran nuestra calidad de vida. De eso no cabe duda. Nos dan aire puro y sombra, recrean nuestra vista, regulan la temperatura y refrescan el entorno. Además, en las ciudades, donde cada vez más gente tiende a vivir en departamentos y áreas densamente pobladas, cumplen otras funciones pues pueden funcionar como separadoras de ambientes, generar espacios acogedores e, incluso, amortiguar el sonido proveniente de la calle. Puestas en una terraza o ventana, pueden convertirse en un cerco para darnos privacidad, cortar el viento o protegernos de las luces del exterior por las noches.

Ahora bien, más allá de esta mirada plenamente utilitaria, podríamos decir que la misma experiencia de relacionarse con otro ser vivo, cuidarlo y hacerlo crecer es ya gratificante en sí misma. Y, justamente por estar hablando de seres con vida, debemos tener en cuenta algunos factores para evitar estresarlas, hacer su existencia más grata y que luzcan más sanas.

Es fundamental que conozcamos sus características fisiológicas para identificar cuál es el espacio ideal para ellas. La clave está en tratar de reproducir en casa las condiciones naturales en las que suele desarrollarse cada especie. Así, por ejemplo, si tenemos un tipo de helecho que crece en estratos bajos del bosque protegido del sol por los árboles, con alto índice de humedad y un suelo rico en materia orgánica; debemos buscar un rincón de la casa con luz indirecta, mantener la tierra de la maceta húmeda (rociarle agua con cierta frecuencia) y prepararle sustratos con musgo y compost. Si, de otra forma, tenemos un cactus, debemos procurar que reciba la luz solar a la que está acostumbrado, no regarlo demasiado y prepararle un sustrato arenoso y bien drenado.

A un nivel más general, debemos considerar cómo es el clima de la zona en la que habitamos. Por ejemplo, en una ciudad grande como Lima, podemos vivir en un lugar expuesto a la brisa marina, húmedo y nublado durante la mayor parte del año; o en un lugar seco, con mucha luz solar y mucho viento y polvo. Una misma planta reaccionará de forma distinta en cada uno.

Asimismo, es importante hacer un balance entre lo que queremos y lo que podemos. Si no contamos con mucho presupuesto o tiempo para dedicarle a nuestras plantas, es mejor optar por especies bien adaptadas al clima en el que vivimos, que requieran poco cuidado y que sean resistentes a las plagas. Algunas de ellas, por ejemplo, son los cactus o las sansevieras (conocidas como “lengua de suegra”).

Finalmente, por más tiempo que le dediquemos a nuestras plantas, es siempre recomendable contar con un jardinero que nos visite con cierta frecuencia para evaluar la salud de las plantas, prevenir o combatir plagas, podar y fertilizar la tierra con nutrientes adecuados.

DATO

Si queremos tener plantas en nuestro dormitorio, una buena opción es la boa (Epipremnum aureum) o también la “cinta de novia” (Chlorophytum comosum), pues a diferencia de la mayoría de especies vegetales, emiten oxígeno durante la noche.

Tendencias en decoración con plantas

- Terrariums (“minimundos” de plantas dentro de envases de vidrio que recrean ambientes naturales). 

- Portamacetas con diseño

- Muebles que integran macetas

- Macetas decoradas (contenedores de plantas con formas especiales)

- Plan art (piezas creativas hechas a mano y con plantas)

Plantas en departamento

 

 

 

Te puede interesar