¡Indignante! Familia demandó a un hospital por arrojar el cuerpo de su bebé a un cesto de ropa sucia

El bebé que aún llevaba el pañal y la pulsera de identificación del centro médico, acabó en un cesto de ropa sucia y fue hallado por los empleados de la lavandería.

El caso que te contaremos ha conmocionado en Estados Unidos. Esmeralda Hernández es una mujer que tenía toda la ilusión de ser madre en abril del 2013, pero lamentablemente el pequeño, a quien llamó José, nació sin signos vitales.

NO TE PIERDAS: ¿La ideología de género provoca las violaciones? Monseñor de Arequipa desató la polémica

El personal del Hospital Regions, en St. Paul (Minesota), se ofreció a cremar el cuerpo del recién nacido de una manera "digna y respetuosa", según dijo un abogado de la familia Hernández, que estuvo de acuerdo en ese proceso.

Lo más doloroso e indignante llegó dos semanas después cuando los padres del pequeño José se enteraron a través de las noticias que el cadáver de un bebé nacido en el mismo Hospital, había sido encontrado en do entre unas sábanas sucias en la lavandería del pueblo de Red Wing, a 72 kilómetros al sur del hospital. El menor que aún llevaba el pañal y la pulsera de identificación del centro médico, acabó en un cesto de ropa sucia y fue hallado por los empleados de la lavandería.

La familia tiempo después recibió la noticia de que efectivamente ese bebé era  José y según indicaron los representantes del hospital a los medios, el cuerpo del menor había sido colocado en un estante de la morgue envuelto en sábanas. Un trabajador se confundió con los restos de las sábanas sucias y los envió a la lavandería.

En una demanda presentada hace unos días, los Hernández acusan al centro médico de "menosprecio" e "indiferencia" a los derechos del bebé y su propia familia. Alegan que Regions sabía que el bebé encontrado en la lavandería era José, pero decidieron no informar a sus padres hasta que ellos llamaron y preguntaron por el caso. Además, aseguran que los empleados de la lavandería observaban sorprendido al pequeño, le tomaron fotografías y las subieron a Internet.

Son 10 miembros de la familia Hernández quienes exigen un juicio con jurado popular y una indemnización de más de 50 mil dólares para cada uno de ellos por "el  dolor y sufrimiento mental2 que han soportado y que perdurará en los próximos años.

TAMBIÉN PUEDES VER: Estas siete madres presumen el gran parecido con sus hijas ¡Parecen hermanas!

El gerente de la oficina comentó que "no es raro" que los empleados de la lavandería "encuentren desechos médicos en las sábanas, como pañuelos, sangre y, en ocasiones, un apéndice", según el informe policial. incluso, el cuerpo de otro bebé también desapareció del hospital y las autoridades especulan que sus restos también fueron entregados al mismo servicio de lavandería pero estos jamás fueron encontrados.

Te puede interesar