“Todos van a seguir siendo iguales mientras yo no cambie mi actitud”

"Mi abuela solía decir “Pide millones y tal vez así tengas cientos”, al parecer yo he pedido centavos y he recibido mucho menos". Si no tiene tu mismo interés, no le des tu tiempo.  

Para atraer a la persona correcta, se tiene que tener la correcta actitud. Sea hombre o mujer, nadie lo tratará para mantener una relación seria ni estable si elije por ejemplo, dar tiempo a quienes no les motiva hacer eso por nosotros. La carta de “Manchiitta” trata el tema de solamente valorar y amar a quien tiene nuestro mismo interés.

TE PUEDE INTERESAR: “Un día encontrarás un hombre que te ame por ser tú”
“No repito patrones, no es mala suerte en el amor; al parecer es una manía mía el decir “todos son iguales”, la realidad es diferente, al parecer el elemento clave que ha fallado durante mis últimos años en relaciones, soy yo; soy yo que entrega sin esperar nada a cambio, soy yo que abro un espacio en mi ocupada agenda para personas que no tienen tiempo para mí, soy yo que a pesar de los miedos que cada vez son más fuertes debido a las enseñanzas que me han dejado aquellos que han pasado por mi camino y han dejado estragos en mi vida, sigo pensando que la gente nueva no tiene la culpa de mi pasado y no tiene por qué pagar por eso y entonces, cuando menos lo espero, vuelve a suceder, me vuelvo a ver sentada en mi sillón con una copa de vino en la mano y en la otra un cigarrillo y preguntándome “¿ahora que hice mal?” “esta vez fui yo de nuevo y sigo sin saber que fue exactamente lo que di de menos, o lo que di de más”.

He descubierto que el error he sido yo, porque no he aprendido a valorar mi tiempo, mi esfuerzo, mis sentimientos, no he aprendido a valorar la gran persona que soy y me he minimizado involucrándome con gente que tiene; por supuesto, menor capacidad sentimental y tal vez mental y en un intento por sentirme correspondida he bajado mis estándares, y obviamente al esperar aunque sea un poco, lo que recibo suele ser menos que poco. Mi abuela solía decir “Pide millones y tal vez así tengas cientos”, al parecer yo he pedido centavos y he recibido mucho menos.

No quiero sentarme una vez más en ese sillón a cuestionar mis errores, no quiero pensar que es mala suerte y mucho menos seguir culpándome por la simple elección de otras personas que, muy respetablemente, aunque yo insista y quisiera que pasara, simplemente no quieren ni anhelan formar parte de mi vida, aunque si lo veo desde el otro punto debo estar agradecida por qué me alejen de ellos; de cualquier manera, no valdría la pena mendigar amor toda una vida.
Definitivamente lo que en este momento me toca, es responsabilizarme por mí, cuidar de mí y ponerme como prioridad antes que los sentimientos que pudiera tener para con los demás.

Adiós a la “mala suerte” y a pensar qué es lo que me falta para ser suficiente, no más “todos son iguales” ya que todos van a seguir siendo iguales mientras yo no cambie mi actitud y mis acciones que de una vez por todas puedan demostrar que antes de amar a alguien, necesito ser mi propia prioridad”.

NO TE PIERDAS: “Carta de Navidad a mi amor que no está aquí”

Wapa, no todos los hombres son iguales, sino que pueden cambiar de interés que tienen sobre ti. Es decir, tu conducta determina si se enamorarán seriamente o te verán como una chica para "pasar el rato". No busquen en cada chico que te atrae tener una relación amorosa porque eso demuestra que eres voluble o cambiante, ya que estarías ilusionandote o deseando en tu vida a varios chicos en muy corto tiempo. ten una linda Navidad. 

Te puede interesar