¿Cómo disminuir el riesgo de muerte súbita del bebé?

La muerte de cuna es síndrome que no manifiesta ningún síntoma y que se da en bebés de un mes a un año de edad.

La muerte de cuna es también conocida como síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Este mal es la principal causa de fallecimiento en bebés de un mes a un año de edad. Sucede de manera repentina en un bebé sano y no existen síntomas conocidos.

NO TE PIERDAS: Instagram: Esta mamá bloguera tiene las mejores fotos familiares de las redes sociales [FOTOS]

Esto ocurre mientras el bebé duerme o está acostado. En los 90's se lograron reducir las muertes en 55% gracias a las investigaciones realizadas al respecto. En estos estudios se sugería que los bebés durmieran boca arriba (posición supina) y no boca abajo (posición prono). Llevando a cabo estas indicaciones se redujo el número de descesos.

Los principales elementos peligrosos para el bebé son las almohadas y las sábanas, porque puede sufrir asfixia o ahorcamiento. La mayoría de los casos de muerte de cuna ocurren en los primeros cuatro meses de vida del bebé, pero va disminuyendo el riesgo conforme crece.

No existen causas específicas de por qué suceda esto; sin embargo, hay algunos factores que debes tomar en cuenta para evitarlo:

Acuesta al bebé boca arriba con la cabeza de lado mientras duerme

No lo cubras de manera exagerada y evita temperaturas elevadas en el cuarto. El bebé siente y tiene la misma temperatura que tú.

Nada de almohadas o peluches en la cuna porque provocan posturas incómodas en el bebé que le dificultan respirar de manera correcta.

Si deseas dormir cerca de tu bebé, lo mejor es una cuna de colecho.

TAMBIEN LEE: Estudio revela que dormir a los niños temprano ayuda a la salud mental de la madre

Durante los primeros seis meses es recomendable seguir estas indicaciones, aunque hacerlo hasta el primer año de edad es bueno. 

Te puede interesar