“Mamá sumisa no soy” Las polémicas declaraciones de la actriz chilena Javiera Díaz de Valdés sobre ser madre

Hay mujeres que dejan de ser mujer cuando son madres, y se postergan. No es mi caso”, dijo la actriz y modelo chilena Javiera Díaz de Valdés

La maternidad no es cosa fácil, nadie nace sabiendo cómo se deben criar a los hijos y cada una tiene un estilo diferente cuando lo hacen. La manera en que este se desarrolla depende mucho de la personalidad y de las experiencias que tenemos, por eso cuando una mujer decide hacerlo diferente al que se tiene como tradicional, las críticas saltan por todos lados.

NO TE PIERDAS: ¡Polémico! Una madre confiesa que odia a su bebé y le desea la muerte mientras duerme

La actriz y modelo chilena Javiera Díaz de Valdés hizo confesiones sobre cómo lleva ella la crianza de su hija Rosa de 9 años en entrevista con revista Ya, del diario El Mercurio. Sus declaraciones fueron calificadas como “polémicas” y “tajantes”, pues ella deja muy en claro que su rol como madre no debe ser diferente a las decisiones que toma como mujer.

Hay mujeres que dejan de ser mujer cuando son madres, y se postergan. No es mi caso”, dijo Javiera. Luego agregó: “Yo nunca he dejado de ser mujer, hay mujeres que dejan de ser mujer cuando son madres, y se postergan. No es mi caso. Yo nunca me he postergado, no está en mi naturaleza postergarme”.

Aunque la chilena asegura que es muy cuidadosa con las decisiones que toma, pero que no dista mucho de su esencia, pues esto solo le generaría un sentimiento de culpa que terminaría en frustración.

“La forma de evitar la culpa es sintiendo que uno hace lo correcto, que uno es como es. Yo soy gozadora, soy romántica, disfruto mi trabajo y también soy muy mamá. Pero mamá sumisa no soy”, relató.

También aseguró que los niños de esta generación son unos “verdaderos tiranos” y que no está de acuerdo con eso, pero admite que esto se da porque los padres así lo admiten. “Le doy espacios a mi hija y todo, pero es ella que se integra a mi mundo”, indicó.

TAMBIÉN LEE: Bebé fue rechazada por su madre y otras siete familias hasta que un hombre soltero decidió adoptarla

“Hay padres que escuchan en el auto la música que le gusta a sus hijos. Cosa que yo no puedo soportar. ¿Radio Disney? No existe en mi auto. Yo creo que le hago un bien a mi hija mostrándole la buena música, o al menos la que a mí me gusta. Fue lo que me tocó a mí: escuchar lo que escuchaban mis papás”.

Te puede interesar