¿Una impresora 3D de alimentos? La Nasa dice que es posible

Llegas a casa con hambre. Te apresuras en ir a la cocina, tomas una caja de nutrientes en polvo y cargas la impresora. Sin la impresora 3D que transformará ese polvito en comida sólida para saciar tu apetitos y tus necesidades nutricionales, incluso con sabores de frutas y verduras.

Este es el nuevo proyecto que vienen desarrollando una serie de científicos a pedido de la nada: una máquina capaz de transformar el polvo en comida de manera fácil y rápida. Y el proceso parece muy sencillo porque la impresora lo hará todo: mezclar, aplanar y entregar.

La idea sería primero será aplicada en las estaciones espaciales, según se ha comentado por el momento, especialmente para evitar llegar mucha caga en los viajes de largo aliento. Pero la idea es que esta comida sólida y tridimensional puede popularizarse y hacerse accesible en los hogares en un futuro no tan lejano.

Además la idea podría ayudar a combatir el hambre en muchos lugares en donde el transporte de alimentos es difícil.

Ojalá esta idea sea tan beneficiosa como nos lo muestran. De todas formas, se convertirá en una tecnología que marcará la historia.

Te puede interesar