Por el testimonio de un loro, una mujer fue condenada a cadena perpetua

Un loro de nombre Bud comenzó a repetir incansablemente las que fueran las últimas palabras de Marty: “Don´t fu%#ing shoot” "No dispares".

Este caso ha llamado particularmente la atención en los últimos días, y es que nunca antes se había tomado el testimonio de una mascota en un caso de homicidio, sin embargo en esta ocasión pudo lograrse la cadena perpetua de una mujer que mató a su esposo.

NO DEJES DE LEER: Mujer mata a ocho cachorros recién nacidos de una perra que parió en la puerta de su casa [FOTOS]

Esta es la historia: En el año 2015 Glenna Duram asesinó a sangre fría a su esposo Marty propinándole 5 balazos que lo mataron de inmediato, y luego ella trató de suicidarse, desde entonces se había abierto la investigación siendo ella la única sospechosa.

Sin embargo no fue sino hasta que la mascota de ambos, un loro de nombre Bud comenzó a repetir incansablemente las que fueran las últimas palabras de Marty: “Don´t fu%#ing shoot” en español "No dispares", así que el loro fue llamado a dar su testimonio, el cual el jurado consideró como una prueba del asesinato.

TE PUEDE INTERESAR: Hombres enmascarados cortan oreja de un torturador de perros y le hicieron sentir el sufrimiento que vivían las mascotas [FOTOS]

Glenna Duram fue condenada a cadena perpetua por el asesinato de su esposo Marty, mientras que Bud vive ahora con una ex novia del hombre asesinado  y aseguran que sigue repitiendo las últimas palabras de su antiguo dueño.  

Te puede interesar