Siete razones de por qué viajar joven y sin dinero es lo mejor que puedes hacer

Viajar es uno de los placeres de la vida y no porque compramos cosas, sino por la experiencia de disfrutar de las cosas tan sencillas como un amanecer en la playa.

¿Te mueres por salir de viaje? ¿Crees que necesitas una fuerte cantidad de dinero para enrumbarte a conocer nuevos lugares? Te equivocas, porque mientras tengas juventud y un espíritu viajero, sabes que no necesitas mucho dinero para iniciar una aventura. Solo es necesaria una cantidad mínima para el transporte, pero una vez iniciado el destino todo comenzará a fluir, porque se presentarán situaciones que te favorecerán. ¿Aún no te animas? Nosotras te vamos a dar siete  razones para que entiendas por qué viajar joven y sin dinero es una de las mejores cosas que puedes hacer en la vida.

TAMBIÉN LEE: La clave de la felicidad sería viajar y no comprar, según estudio

1.- Conocer más personas

Con unas cuántas monedas en el bolsillo se podrían sobrevivir tan solo un par de días en un lugar alejado de casa, así que la capacidad de convivencia, empatía y persuasión se ponen a prueba para conocer a otras personas y lograr que se unan a tu travesía. No es que los vayas a utilizar, sino que juntos podrían compartir gastos, además, no sabes cuándo te los volverás a encontrar.

2.- Puedes dormir donde sea

Lo importante de conocer nuevos lugares, es que no importa dónde tengas que dormir. Puede ser en hostal, en el sillón de un amigo o en la estación de autobuses, cualquiera de ellos será igual de reconfortable que un hotel cinco estrellas. Además, despertar en medio de la naturaleza es una de las mejores sensaciones.

3.- Te importa la experiencia y no la comodidad

Existen lugares hermosas que están en medio de la naturaleza, cuando se tiene dinero por lo general se visitan lugares muy sofisticados y turísticos, ahí donde todo es comercial; sin embargo, cuando el presupuesto es limitado, nuestra mentalidad es distinta porque los destinos que elegimos son aquellos que están en medio de un bosque, la selva, playas, montañas, parques.

4.- El dinero te separa de la realidad

El dinero es sinónimo de poder y la historia nos demostró que es el peor veneno para el espíritu humano. Aunque se viaje al lugar más antiguo y milenario del mundo como Roma o Grecia, cuando se tiene dinero la persona se separa de la realidad.

5.- Aprendes a viajar ligero

Cuando no hay dinero, no hay oportunidad de comprar recuerdos o alguna otra cosa que ocupe espacio en el equipaje, porque incluso todo lo que se lleva es una mochila. Cuando se viaja ligero uno aprende a deslindarse de objetos materiales, no sólo durante el viaje, sino durante toda la vida.

6.- Puedes salir de fiesta y despertar temprano para seguir viajando

Los bares no son los únicos lugares donde se puede beber alcohol. Donde quiera que nos encontremos debemos recordar que todas las noches hay una fiesta, sólo hay que saber buscarla. Uno de los principales objetivos de viajar es conocer, tanto lugares como personas.

TE PUEDE INTERESAR: Nueve consejos para viajar cuando estudias y no tienes mucho dinero

7.- Aprendes a no necesitar cosas materiales

Esta es la lección más importante, en un mundo donde todo consiste en comprar objetos y ya se ha perdido el sentido de disfrutar de la naturaleza, es necesario viajar con poco dinero para volver a descubrir que podemos ser felices sin cosas materiales, que en la sencillez de la vida se encuentra la verdadera felicidad.

 

 

 

Te puede interesar

SÍGUENOS