¿Cómo iniciar un proceso de conciliación por alimentos? parte I

Por: Teresa Castro - Abogada de Familia

 

Para hablar del proceso de alimentos he pensado en varios casos que conozco, de hecho el ejemplo más común es el de Carmen, una amiga muy cercana y de la que sigo muy cerca su caso.

NO DEJES DE LEER: Reconocimiento de paternidad

Carmen se enamoró de un compañero de trabajo hace cuatro años y a los pocos meses decidieron convivir y enseguida tener un hijo. Todo estaba muy bien al principio pero la relación se fue desgastando con el tiempo y decidieron separarse por el bien de los tres. Ambos regresaron a la casa de sus padres respectivamente pero ella se fue con el niño.

Los primeros meses de separación su ex pareja visitaba muy seguido al niño y cubría todas sus necesidades económicas como afectivas; sin embargo, un día él le comentó que ya no podría hacerse cargo del colegio de su hijo, los meses pasaron y las visitas fueron más esporádicas así como la ayuda económica.

Carmen pidió mi consejo, esto fue lo que le dije: busca un centro de conciliación e invítalo a conciliar, es barato y rápido (mucho más que un juicio de alimentos), no necesitas abogado, hay algunos centros gratuitos, lo único que debes corroborar es que tengan autorización del Ministerio de Justicia, ¿para qué?, para que, en caso el padre de tu hijo no cumpla con el acuerdo conciliatorio, puedas iniciar un proceso llamado ejecución de acta de conciliación extrajudicial (más rápido que un proceso de alimentos que empieza desde cero).

¿Qué documentos necesitas?

Le pedí que tenga a la mano la copia certificada del acta de nacimiento de su hijo (firmada por el padre), copia del DNI del niño y de ella y algo muy importante: la dirección exacta del padre de su niño, esto con el fin de que sea válidamente notificado con la invitación a conciliar, ya que, lo que finalmente quería Carmen, era llegar a un acuerdo con él.

Carmen concilió con su ex pareja, los dos asistieron acompañados por sus abogados (aunque no es obligatorio) y se comprometieron a cumplir ambos con el acuerdo, así fueron los cinco meses posteriores.

La conciliación extrajudicial en los procesos de alimentos no es obligatoria; sin embargo, se deben tomar en cuenta varios aspectos para decidir solicitarla o no: el principal es la voluntad de la otra parte para llegar a un acuerdo en beneficio de su hijo.

Como esta historia es muy larga e involucra varios procedimientos, en la siguiente nota continuaré con la historia de Carmen.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Has pensado en declarar notarialmente tu convivencia?

 

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS