Río 2016: 13 historias memorables que dejaron los Juegos Olímpicos [FOTOS Y VIDEOS]

La última edición  de los Juegos Olímpicos en Río 2016 no solo ha deleitado al Mundo por mostrar el talento de cada uno de los deportistas, sino que también, nos dejó memorables historias que conquistaron el corazón de los televidentes. Además, tenemos que señalar que en estas ediciones todas fuimos testigo de dos grandes deportistas que le dijeron adiós a las competencias, nos referimos a “el rayo” Usain Bolt y el “tiburón” Michael Phelps quienes nos sorprendieron con sus habilidades. Por ello, te mostraremos 13 historias memorables que nos dejaron los JJ.OO.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué los deportistas muerden sus medallas olímpicas?

1.- Selfie histórico

Un momento histórico protagonizaron en los Juegos Olímpicos Río 2016, las gimnastas Lee Eun-Ju (Corea del Sur) y Hong Un Jong (Corea del Norte), países enfrentados por la guerra y que en tiempos actuales mantienen una marcada enemistad.

2.- Egipto vs Alemania

En esta imagen se puede apreciar a una  jugadora de vóley playa de Egipto, totalmente cubierta y con hijab, y otra de Alemania con el bikini habitual. Un contraste que ha triunfado en las redes, donde muchos dicen que la imagen resume el espíritu olímpico de respeto y convivencia.

3.- Primera mujer de Arabia Saudita

Karman Abuljadayel es una atleta particular y ha hecho historia en estos Juego Olímpicos. Aunque no ganó la carrera de 100 metros, ha resaltado tras convertirse en la primera atleta de Arabia Saudita en competir en esa categoría.

4.- Ariana Orrego

La joven deportista peruana Ariana Orrego (17 años) se convirtió en la primera representante peruana en gimnasia en participar de unos Juegos Olímpicos. Ella logró un total de 51.798 puntos y se situó en el puesto 37 de la clasificación global.

5.- La reina Simone Biles

"No soy la próxima Usain Bolt o Michael Phelps. Soy la primera Simone Biles". Con solo 19 años, la gimnasta estadounidense revolucionó la gimnasia artística. Ganó 4 medallas de oro y una de bronce en Río 2016.

6.- La verdadera amistad

La jinete holandesa Adelinde Cornelissen (37 años), ganadora de una medalla de bronce y otra de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, decidió dejar de lado su participación Río 2016 para salvar a su caballo Parzival que contrajo una fiebre antes de la competencia, debido a una picadura de insecto.

7.- Gladys Tejeda

Nuestra compatriota fue la primera Latinoamericana en llegar a la meta, ocupando el puesto 15. En esta maratón quiero demostrar que estoy entre las mejores del mundo”, manifestó días antes de la esperada competencia. Y claro que lo logró.

8.- El espíritu olímpico

Dos corredoras olímpicas, Abbey D’Agostino, de Estados Unidos, y Nikki Hamblin, de Nueva Zelanda quienes le demostraron al mundo entero la preocupación hacia el prójimo sin necesidad de conocerse.

9.- Baile y striptease de Danell Leyva

El sensual gimnasta cubanoamericano – ganador de medalla de plata- Danell Leyva,  se robó todos nuestros suspiros porque en una gala de despedida nos deleitó con un sensual baile y encima, un striptease.

10.- La chinita risueña

La reacción de Fu Yuanhi, una nadadora china que no podía creer el gran desempeño que tuvo durante la competencia y nos regaló la reacción más tierna que podrías ver. Además confesó que su desempeño no fue al 100% porque le había venido el periodo.

TE PUEDE INTERESAR: Río 2016: Conoce a los atletas que no ganaron medallas, pero sí el corazones de muchas mujeres

11.- De cabeza al oro

La altleta de Bahamas, Shaunae Miller (22 años), causó furor el lunes 15 tras ganar la prueba de 400 metros femenino. Lo increíble fue que se llevó la medalla de oro después de lanzarse para llegar a la meta antes que la estadounidense Allyson Felix.

12.- El salto de la muerte

La gimnasta india Dipa Karmakar, la primera gimnasta de la India que compite en unos Juegos Olímpicos realizó el temible ‘salto de la muerte’ que tanto teme Simone Biles. Al final quedó en el cuarto lugar.

13.- Pedida de mano

Dos mujeres profesaron su amor. Isadora Cerullo, es una jugadora brasilera de rugby que ganó la medalla del amor cuando su novia de dos años, Marjorie Enya, quien trabaja de voluntaria en los Juegos Olímpicos, cogió un micro y delante de todos los presentes le pidió matrimonio.

 

Te puede interesar

SÍGUENOS