Una de las problemáticas más comunes reflejadas en nuestra sociedad y que aqueja tanto a niños, jóvenes y adultos es la violencia familiar. Esta podría acarrear serios problemas que van desde la depresión hasta pensamientos suicidas y afectaría más a los menores de edad, según lo advirtieron especialistas de Essalud.

Te puede interesar: Violencia familiar y trabajo forzoso habría ocasionado le fuga de un niño: ¿Cómo denuncio un caso así?
Para quienes no lo tienen en claro, se entiende por violencia doméstica a todo aquél maltrato o abuso que pueda comentarse contra una persona. En algunos casos hemos sido testigos - a través de los noticieros locales- de barbaridades cometidas contra una mujer o un niño y que han puesto en riesgo su salud física y emocional y en algunos otros casos han terminado con la vida de la víctima.
Los niños, principales afectados
Las terribles consecuencias surgidas a raíz de este problema podrían ocasionar en los niños problemas de insomnio, falta de concentración, actitudes temerosas, ansiedad, terrores nocturnos, falta de apetito, ira, depresión, estrés y en muchos otros casos intentos de suicidio.
Los daños colaterales en el desarrollo humano de los niños, ocasiona que perciban que ellos son la causa de la violencia en el hogar trayendo como consecuencia baja autoestima y actitudes suicidas.
Entre los tipos de violencia familiar se encuentran los maltratos físicos, los cuales se dan a través de los “castigos” y el ejercicio de fuerza; los maltratos psicológicos, a través de los insultos, malos tratos y la humillación; y también el maltrato por negligencia, el cual se caracteriza por no brindarle los cuidados necesarios al menor, dejándolos a su suerte.
 Ante ello los expertos del Seguro Social advierten al público en general mantenerse alerta ante los principales signos de alerta como la falta de un desarrollo social pleno del niño o niña, actitudes temerosas, ansiosas, inasistencias a clases, así también la presencia de frecuentes heridas, hematomas y otros para así denunciar el caso.

Te puede interesar: Borderline: ¿Un hombre agresor puede justificar su violencia?

Te puede interesar

SÍGUENOS