¿Cómo surge la tradición de llenar techos?

Seguramente has visto que algunas personas hacen una singular fiesta cada vez que terminan de construir el techo de sus viviendas. Y es que en nuestro país, una de las costumbres que persisten aún en estos tiempos modernos es el wasy wasy o comúnmente llamado llenado de techo. Pero ¿alguna vez te has preguntado cómo surge esta tradición?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:10 consejos prácticos para mantener tu casa limpia y ordenada

Dicen las crónicas que relatan la vida de los incas, que el llenado de techo siempre fue un símbolo de unión y comunismo. Cuando ocurría ello se sacrificaban animales y terminaban en celebraciones de una gran fiesta popular.

Para el inicio de este tipo de ceremonias, todo el ayllu tenía que estar presente. Ahí el curaca y sus adjuntos se vestían como una "cumbi", que no es otra cosa que una camiseta elegante al mismo estilo inca. A esta ornamenta se le agregaba una banda colorada en el pecho y brazaletes de plata. Sobre la cabeza acostumbraban colocarse una "guama", la cual era una corona de plata y a manera de sombrero utilizaban una guaraca larga enrollada sobre la cabeza.

Una de las primeras personas en entrar a la nueva morada era el curaca. Los acompañaban muy de cerca un grupo de mujeres o "pallas" quienes con tambores recorrían cada rincón de la casa. Luego comenzaba el sacrificio de varias llamas y cuyes, con lo que se vertía la sangre de estos por todos los cimientos. La creencia radicaba en que con esta sangre las estructuras serían mucho más fuertes.

En tanto otros oficiosos se encontraban tirando vasos de chicha desde el techo. Ello era realizado con el fin de que no gotee cuando llueva. Posteriormente se quemaban hojas de coca , cuyas cenizas eran mezcladas con harina de maíz, combinación que era soplada en cada uno de los ambientes a manera de fumigación. Tras el rito realizado el curaca autorizaba la fiesta general  e incluso otros ayllus participaban comiendo, bebiendo, cantando y bailando hasta la noche.

Aunque no se llegaban a excesos, la fiesta fue replicada a través de los años y en la actualidad es realizada como una acontecimiento social, alegre y divertido que se celebra por el progreso de quienes construyen la vivienda.

Dato:

En algunos pueblos del país amigos y vecinos acuden hasta la celebración llevando materiales que puedan necesitar para los últimos toques. Otros en cambio llevan bebidas y regalos personales y comparten exquisitos platillos tradicionales hechos en grandes fogones de leña y ollas de arcilla roja.

NO TE PIERDAS DE LEER:Las plantas alegran y protegen nuestro hogar

     

Te puede interesar