Polémica construcción gana premio de instalaciones escultóricas en playa de Australia, la artista belga Annette Thas, elevó su arte a 9 pies de altura, frente a las cosas de Cottesloe a vista de niños y adultos.

Inspirada en sus propios recuerdos de infancia, de disfrutes en la playa y su colección de muñecas, y no solo evoca recuerdos de la artista, sino también de todos los donantes de las muñecas que colocó en su armazón en forma de ola.

Más de 3000 muñecas Barbie, recogidas de diversas tiendas de segunda mano y personas de buena voluntad que las donaron y cada una está prendida con una historia personal, que fuese contada de primera mano por cada uno de sus dueños, cuando encontrasen la de su propiedad en la obra.  Thas además de utilizar a un ícono plástico de la infancia universal, la representó en la playa como representación de la adolescencia también, dos representante de la diversión y despreocupación de la pre-juventud.

Este recordatorio emocional es un trabajo independiente que se eleva a 9 pies de altura y 12 pies de ancho y son el motivo de fotografías y encuentro con el juguete y el lugar más influyente de sus vidas.


 

Te puede interesar