Especialistas respondieron las preguntas más frecuentes sobre la sexualidad en la pandemia

La pandemia por coronavirus ha hecho que las personas nos reinventemos en varios ámbitos, incluso en el sexual.

La COVID-19 ha remecido a todo el mundo afectando diversas áreas, como la sexualidad, y a raíz de la pandemia han surgido muchas dudas.

Por eso, diversos especialistas respondieron las preguntas más frecuentes sobre la sexualidad en la pandemia por COVID-19.

¿La COVID-19 se puede contagiar por vía sexual?

Esta es una de las preguntas más frecuentas que la mayoría se hace y hoy se despeja esta duda. El docente de microbiología e infectología de la Universidad UTE, José Sánchez, recalcó a ‘El Comercio de Ecuador’ que el SARS-CoV-2 es un virus respiratorio y por eso tiende a trasmitirse por las gotículas de saliva que se expulsan al toser o estornudar, las van a ingresar por boca, nariz u ojos.

Según dijo el especialista, “hasta el momento no hay evidencia de que el virus se transmita a través del semen o fluidos vaginales. Tampoco se ha identificado que esté presente en el sudor de las personas. Pero sí hay prácticas sexuales de riesgo: por vía anal y oral. Según estudios las heces podrían ser una fuente de transmisión del virus”.

Eso sí, remarcó que se debe de evitar el sexo casual, porque los encuentros presenciales suponen cercanía por lo que hay un alto riesgo de contagio.

¿Se puede tener relaciones sexuales durante la pandemia por COVID-19?

El especialista señaló que sino tiene una pareja estable con la conviva, es preferible evitar los encuentros sexuales ocasionales, ya que hay personas que pueden estar infectadas con COVID-19 y no presentan síntomas o sus síntomas son leves.

Las personas que no conviven con su pareja es mejor que practique la masturbación.

¿El deseo sexual se puede ver afectado por la pandemia COVID-19?

El director de postgrado de psiquiatría de la Universidad UTE, Fernando Cornejo, detalló al medio ecuatoriano que “ante una situación extrema y compleja, los seres humanos priorizan sus necesidades que son, principalmente, la salud, la alimentación y la vivienda. Eso puede provocar que el tener encuentros íntimos pasen a segundo plano”.

Te puede interesar

SÍGUENOS