¡Solo amigos! Consejos para no enamorarse y no acabar confundida

Aprende a controlar tus emociones y enfocarte en otras cosas más importantes para no caer en el amor prohibido. 

Estás compartiendo con alguien momentos íntimos o solo es tu amigo y quieres evitar enamorarte de esa persona, pues tranquila, aquí encontrarás algunos consejos que podrían ayudarte. Lo mejor de todo es tener claro desde un inicio que esa persona y tú solamente serán amigos y nada más ¡no pareja!  

Nada de sueños, ni fantasear con esa persona. Ten los pies sobre la tierra, deja de ir a luna. Sabes que es tu amigo y de ahí no pasará jamás. Piensa: ¿para qué sufrir con un amor imposible? ¡no te lo mereces! 

¿Qué significa tener un amigo con derecho?

Un amigo con derecho es aquel que solo te verá por momentos, compartirá contigo un momento íntimo, todo relacionado al placer, explotarás tu vida sexual y practicarás cosas sin roche. Hay una mente abierta por ambas parte y los límites son muy pocos, así que, aquí no hay amor, ni mariposas en el ambiente. 

Con tu amigo con derecho no esperes una habitación lleno de flores o que te cante antes de llevarte a la cama. Esto es más directo, un toque más caliente y, a la vez, más frío porque no hay tanto cariño, lo que si desborda es la pasión. 

Consejos para no enamorarte de tu amigo con derecho 

No le confíes tus cosas, sobre todo, tus problemas. Esto puede provocar que te vuelvas dependiente de su presencia. Si se convierte en tu consuelo estarás perjudicando tus sentimientos tú sola porque él solo es una compañía del momento, no estará cuando lo necesites para otros temas, lo que le importa es "vivir a plenitud su juventud sin responsabilidades de nada serio".

Procura no pasar tiempo fuera de la habitación. Evita las citas en el cine, restaurant, etc. Si vives momentos especiales en diferentes lugares se convertirá también en una persona muy especial. 

No lo veas tan seguido, date tu tiempo y espacio. Tampoco le guardes tanta importancia. Nada de responder sus mensaje con rapidez ni estar atenta a sus publicaciones. 

Lo más importante: ¡nada de reclamos! no son pareja así que ninguno tiene derecho sobre el otro. Ni tú se lo permitas ni tampoco se lo hagas. Enfócate en tus prioridades, tu trabajo, tu familia o tus objetivos, pero no en él ¡primero eres tú!

 

Te puede interesar

SÍGUENOS