¿Tienes un restaurante? Así debes conservar tus alimentos para no perder a tus clientes

Es necesario que si tienes algún negocio de comida, manejar protocolos sanitarios para cuidar a tus clientes y también tu negocio. 

Muchos negocios de comida ya han abierto sus puertas, pero es necesario que se tomen las medidas sanitarias para cuidar a nuestros clientes y así ganarnos su confianza al momento de ir a consumir, para ello, el Dr. José Luis Bauer, profesor de Ingeniería Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) conversó con Wapa.pe para darnos algunos alcances.

Presta mucha atención y gana más clientes brindando un servicio que obtenga las tres S: Sano, Saludable y Sabroso.

¿Cómo deberían conservarse los alimentos en buen estado, dentro de un restaurante­?

Hay varios procesos, dependiendo del tipo de alimentos.

Refrigeración.  4 a 8  grados centígrados. Al reducir la temperatura se disminuye el crecimiento de los microorganismos y la actividad química que descompone los alimentos.

Congelamiento. -20 grados centígrados. Conserva los alimentos por largos períodos de tiempo. Debido a la baja temperatura, se inactivan los microorganismos y se detiene la actividad enzimática que descompone los alimentos.

Envasado al vacío. Colocar a los alimentos en bolsas de plástico herméticas, a las cuales se les extrae la mayor cantidad posible de aire. Se pueden conservar las bolsas, refrigeradas o congeladas.

Salazón. Es un método de conservación que se basa en agregar abundante cantidad de sal al alimento, con lo que se logra deshidratarlo, evitando el crecimiento de microorganismos.

¿Cómo realizar el correcto almacenamiento de los alimentos?

ALMACENAMIENTO SECO

Debe emplearse un lugar adecuadamente implementado donde se almacenan alimentos secos como alimentos enlatados, cereales, harina, azúcar, galletas, té, café, es decir alimentos no perecibles. El almacén, debe mantenerse limpio, seco y ordenado.

El almacenamiento de los insumos y productos terminados debe realizarse de forma ordenada colocando los productos en pilas con una separación mínima de 60 centímetros con respecto a las paredes y colocarse sobre parihuelas elevadas del piso por lo menos 15 centímetros de manera que se permita la limpieza y fumigación.

En los sitios o lugares destinados al almacenamiento de materias primas, envases y productos terminados no podrán realizarse actividades diferentes a estas.

Los empaques no deben estar húmedos, mohosos o rotos.

Inspeccionar los alimentos almacenados y utilizar la regla ´´Primero en Entrar, Primero en Salir´´, para que los alimentos más antiguos se consuman primero.

Los productos deberán estar separados adecuadamente según su tipo.

Todos los lotes, especialmente los productos enlatados, han de ser inspeccionados en relación a la presencia de hundimientos, corrosión, infestación, fecha de caducidad, antes de permitir su almacenamiento.

Los plaguicidas, detergentes, desinfectantes y otras sustancias peligrosas, deben etiquetarse adecuadamente con un rótulo en que se informe sobre su toxicidad y empleo.

Estos productos deben almacenarse en áreas o estantes especialmente destinados para este fin y su manipulación sólo podrá hacerla el personal idóneo, evitando la contaminación de otros productos.

Se debe llevar un registro de ingresos y salidas de los productos.

¿Por cuánto tiempo se deben almacenar los alimentos crudos y cocidos, para que no hagan daño a la salud?

Va a depender del tipo de alimento, pero lo que, si hay que tener mucho cuidado es de no juntar alimentos crudos con cocidos, para evitar la contaminación cruzada, es decir que los alimentos crudos que pueden contener una carga microbiana, contaminen a los alimentos cocidos.

El congelamiento a -20 grados centígrados, es un procedimiento que nos permite mantener los alimentos almacenados durante algunos meses. Se recomienda colocar los alimentos en envases herméticos, etiquetados con el nombre y la fecha de preparación y envasado, así mismo, para los alimentos cocidos debe esperarse que enfríen antes de envasarlos y congelarlos.

Es importante seguir estos consejos para mantener saludable nuestro negocio y sobre todo cuidar a nuestrso comensales. Es hora de cuidar y cuidarnos.

 

Te puede interesar