¿Depresión y ansiedad? Sigue estos 12 tips nutricionales para combatirlos

La alimentación juega un papel muy importante para mejorar la salud mental.

Debido a las diferentes actividades que realizamos al día, nos sentimos agotados físicamente y mentalmente, este último que se puede manifestar a través de la depresión y ansiedad que puede afectar nuestra salud.

Sobre ello, una investigación realizada por el Estudio Argentino de Epidemiología en Salud Mental y publicado en el 2018 en la revista médica Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology, sostiene que uno de cada tres adultos de más de 20 años sufrirá, a lo largo de su vida, algún trastorno mental.

Entre los trastornos más frecuentes que padece el ser humano están la ansiedad que afecta 1 de cada 16 personas y en segundo lugar la depresión que se presenta en 1 de cada 20, informa la investigación.

Ante esta situación, es importante que las personas que hayan sido diagnosticadas de depresión y/o ansiedad, deben llevar un tratamiento acompañado de un profesional.

Asimismo, el plan de superar este trastorno incluye cuatro puntos: una alimentación saludable, un plan de actividad física, una adecuada cantidad y calidad de horas de sueño y una restricción del consumo de alcohol.

Es así que, el nutricionista Silvio D Schraier menciona al portal TN, seguir 12 puntos clave en base a la alimentación para mejorar el estado de ánimo en éstas personas y prevenía las recaídas. ¡Atenta y toma nota!

Consumir todos los días varias porciones de:

1. Granos enteros.

2. Vegetales de todos los colores

3. Frutas de todos los colores.

4. Lácteos descremados y sin azúcar.

5. Frutos secos sin sal.

6. Aceite de oliva extravirgen (3 cucharadas soperas).

Alimentos que debes comer por semana

- Pescado: 2 veces.

- Carnes rojas, cortes magros: 3 a 4 veces.

- Pollo: 2 a 3 veces

- Huevos: hasta 6 por semana.

- Reducir comidas extra: dulces cereales refinados, fritos, comidas rápidas, carnes procesadas y bebidas azucaradas.

Sin duda, estas recomendaciones traerán beneficios en salud psíquica y física. Desde ya, estas pautas saludables, no reemplazan la participación imprescindible de un profesional universitario de la salud mental.

Te puede interesar