Los pólipos uterinos tienen baja probabilidad de convertirse en cáncer

Los pólipos uterinos suelen presentarse más en las mujeres que están atravesando por la menopausia o que ya la atravesaron

Los pólipos uterinos son crecimientos que se adhieren a la pared interior del útero y se forman cuando las células del revestimiento uterino, llamadas endometrio, crecen excesivamente.

El tamaño de estos pólipos pueden variar desde pocos milímetros a varios centímetros. No se sabe con exactitud qué desencadena la aparición de estos tumores benignos, pero parece que el factor hormonal desempeña alguna función.

El doctor Christopher Destephano, Obstetricia y Ginecología de Mayo Clinic en Jacksonville, Florida, afirma que "si bien los pólipos uterinos suelen presentarse más en las mujeres que están atravesando por la menopausia o que ya la atravesaron, otras mujeres más jóvenes también los tienen".

“Es raro que los pólipos uterinos sean cancerosos. Cuando no causan problemas, lo sensato es vigilarlos a medida que transcurre el tiempo; pero cuando provocan síntomas, como sangrados anormales, hay que extirparlos y evaluarlos para confirmar que no muestran evidencias de cáncer”, comenta el especialista.

La probabilidad de que un pólipo uterino sea o se convierta en cáncer es baja, asegura el médico. En las mujeres que todavía no atraviesan por la menopausia, esa probabilidad es de 1 a 2 por ciento.

 

pólipos uterinos

 

En las mujeres que ya atravesaron por la menopausia, el riesgo es de 5 a 6 por ciento. Sin embargo y pese a que el riesgo sea bajo, los médicos suelen tomar una muestra del tejido del pólipo uterino para analizarlo en el laboratorio.

La razón es que algunos cánceres uterinos o cambios precancerosos del útero, como la hiperplasia endometrial, pueden primero aparecer como pólipos uterinos.

Si la biopsia no muestra cáncer ni células precancerosas y los pólipos no producen ningún síntoma, no se necesita ningún otro tratamiento. En algunos casos, los pólipos uterinos pequeños desaparecen por sí solos.

“Si usted tiene síntomas que pueden relacionarse con los pólipos, haga una cita con el médico lo antes posible. El síntoma más común de los pólipos uterinos es sangrado vaginal anormal, tal como menstruaciones inusualmente fuertes, frecuentes o impredecibles, sangrados entre las menstruaciones y sangrado vaginal después de la menopausia”, aconseja Destephano.

Cuando los pólipos provocan síntomas, normalmente se recomienda extirparlos mediante un procedimiento quirúrgico menor llamado polipectomía histeroscópica. El procedimiento puede realizarse en el consultorio del médico y sin anestesia, o en un quirófano con anestesia. Si le recomiendan la extirpación de los pólipos, converse con el médico acerca del método que sería mejor para usted.

“En la polipectomía histeroscópica, el médico llega al útero a través de un telescopio fino, pequeño e iluminado, llamado histeroscopio, que se introduce por la vagina y el cuello uterino. Eso le permite visualizar el útero e identificar los pólipos para luego introducir los instrumentos quirúrgicos por el histeroscopio y extirpar los pólipos”, explica.

Después de extirpados, los pólipos son examinados en el laboratorio para confirmar que no son cancerosos. Si algún pólipo uterino tuviese células cancerosas o precancerosas, el médico hablará con usted acerca de los siguientes pasos en la evaluación y el tratamiento.

En la mayoría de los casos, los pólipos uterinos no plantean ningún otro riesgo para la salud y su extirpación resuelve los sangrados anormales; además, es raro que vuelvan a aparecer. Después de la extirpación de los pólipos uterinos, la mayoría de las mujeres ya no necesita ningún otro tratamiento.

 

pólipos uterinos

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS