Esta es la razón por lo cual los disfraces de Halloween son sexys

¿Te has preguntado por qué los disfraces de Halloween son sexys?

¿Te has preguntado por qué cada vez que buscas un disfraz para Halloween o una fiesta, siempre encuentras vestidos o faldas cortas con blusas muy escotadas? Te contamos cuáles son las razones de que los outfits sean muy eróticos.

La mayoría de disfraces para mujeres suelen ser cortos, eróticos y demasiado sexys. Estos pueden ser de alguna profesión como policía, bombera, doctora o los clásicos de bruja, momia, vampira, entre otros.

¿A qué se debe esto?

Su origen radica en los disfraces de los antiguos celtas, quienes acostumbraban festejar el fin del verano cada 31 de octubre con una celebridad llamada Samhain, pues estos pensaban que los muertos transitaban por la tierra en la fecha mencionada y por ello, realizaban fogatas, bailes y se disfrazaban con cuero de animal y calabazas.

disfraz

Sin embargo, la los disfraces sexualizados llegaron aproximadamente en los años 70 en Estados Unidos, así lo confirma Lesley Bannatyne, quien se encarga de escribir sobre el folclore, la cultura popular y es especialista en todo lo relacionado al Halloween.

Bannatyne explicó para la revista Time, que los disfraces eróticos llegaron a partir de la liberación homosexual que surgió a partir de 1970: “Empezaron a realizarse desfiles extravagantes de Halloween con temática gay. Combina el feminismo de la segunda ola con la indignación y una atmósfera general de libertad, y tendrás esta tormenta perfecta de disfraces más extravagante”.

Por ello, los primeros disfraces eróticos surgieron como un desafío de los códigos tradicionales sobre la moral sexual, el comportamiento humano y ñas relaciones sexuales.

Disfraz

Por otro lado, la historiadora Elizabeth A. Grater, señala en su tesis sobre la sexualización de Halloween de la Universidad de Washington, que los disfraces hipersexualizados están dirigidos para las mujeres haciendo que estas no se vean representadas como la imagen poderosa que los últimos años se ha querido resaltar.

Así que “si tu deseo es ser enfermera, pirata, bombero, boxeador, hippie, vampiro o cualquier otro número de disfraces disponibles, lo más probable es que tu única opción sea realizar la versión "sexy" de esa identidad si deseas permanecer alineada con la feminidad hegemónica”, señala la historiadora.

disfraz

A pesar de lo mencionado en los estudios científicos realizados, no se puede considerar que los disfraces sexys sean algo bueno y malo, ya que, depende de cada mujer, pues no tienen ´por qué sentir la presión social estereotipada de usar ese tipo de prendas a menos que no lo desee.

Te puede interesar