Ladymoon, la vibrante marca peruana que apuesta por la exclusividad, comodidad y calidad

Conoce a Ladymoon, la marca independiente de espíritu colorido y alegre que trae una propuesta dinámica y versátil para la temporada de verano. 

Detrás de una compra hay una historia. Desde que comenzó la pandemia por la COVID-19 la venta de ropa online creció exponencialmente abriendo nuevos panoramas para diversas marcas de moda que supieron adaptarse a este nuevo contexto. Una de ellas ha sido Ladymoon, una firma independiente que ha hecho de la exclusividad, el confort y la calidad sus principales valores para ofrecer diseños únicos en colores vivos que levanten el espíritu y ayuden a potenciar el estilo de cada mujer.

La marca local ha reformulado su línea para enfocarla una estética más comfy en donde cada quien se pueda sentir más bonita desde casa. Conversamos con su creadora Ana C Feijoo para conocer más detalles sobre el proyecto en el que se inició como emprendedora y que tiene como meta seguir expandiéndose con un nuevo punto de venta a futuro sin descuidar la rápida atención en redes sociales y la confianza que brindan.

¿Cómo decidiste poner en marcha Ladymoon?

Ladymoon tiene poco más de dos años y lo inicié yo sola. Después de un año se unió Georgia que es mi socia. La marca nació por el gusto a la moda que tengo, los diseños son propios y nosotros nos encargamos de todos los detalles. Lo único que hacemos es llevar las cosas al taller. Mantenemos un número de stock por modelo porque cuidamos la exclusividad e incluso en colores y estampados no se repiten y una vez que se acaba la nueva protección ya no volvemos a repetir los modelos.

¿Qué es lo que diferencia a Ladymoon?

La exclusividad y el diseño. Podemos tener diseños diez polos, pero ninguno va a ser igual al otros pues siempre el color o el estampado son muy distintos.

¿Cuáles han sido los principales retos que has afrontado a raíz de la pandemia?

Esta ha sido la época más retadora que he tenido. Nosotros iniciamos con un canal de venta digital, en julio del año pasado nos lanzamos a abrir una tienda física en la Feria de Barranco en plena pandemia. Tener que cerrarla ha generado muchos sentimientos encontrados es un reto porque tenemos que volver a acostumbrar a la gente a comprar por delivery. Eso también nos ha ayudado a crecer y aprender otros métodos de venta como por ejemplo la creación de una página web.

¿Cómo supieron revertir el temor de las personas a comprar cuando inició la pandemia?

Al inicio de la pandemia nos pasó algo curioso pues tuvimos nuestro pico más alto de ventas. No sé si fue por la ansiedad, pero fue nuestro pico más alto de ventas en lo que íbamos atendiendo por Instagram. Algunas personas prefirieron cancelar el pedido y guardarlo para que se lo enviemos cuando que se levante el confinamiento.

¿Cuáles son las tendencias y diseños que han empleado en sus colecciones?

Hemos trabajado bastante con colores pasteles y estampados. En una semana saldrá una nueva producción de poleras manga corta con una tela bastante fresca y holgada, pero en colores vivos. No trabajamos mucho con negro o marrón porque nos gustan más los colores fuertes que te levanten el estado de ánimo.

¿Qué consejo le darías a una persona que quiere iniciarse en el negocio de la moda?

Siempre ha aconsejado que las personas quieren abrir un negocio en general no esperen el momento adecuado porque nunca va a llegar. Tienes que lanzarte sí o sí y debes ser muy paciente y amable contigo mismo cuando las cosas salgan mal. Hay que ser perseverantes y resilientes, sobre todo, en esta época. Adaptarse al cambio. Cuando Ladymoon empezó tenía la idea equivocada de competir con precios, pero luego me di cuenta que no que lo que la gente busca es la calidad, la exclusividad y, sobre todo, la buena atención. Si las personas se sienten bien atendidas, le das la confianza y le explicas todo paso a paso creo que eso hace que te vuelvan a buscar. Entonces si trabajáramos más en eso podríamos obtener compradores fieles. También nos ha funcionado un montón los engreimientos. Por ejemplo, ahora por cada compra estamos enviando un regalo.  

Te puede interesar