Perrita que fue rescatada de la calle ahora se dedica a salvar orcas

La bióloga marina Deborah Giles compartió en Instagram la evolución de Eba, una perrita mestiza que rescató del abandono para que se convierta en su compañera de aventuras.

Son miles los casos de abandono animal que se registran en redes sociales, pero solo un mínimo porcentaje de historias logran tener un final feliz. Entre ellos se encuentra Eba, una perrita mestiza que acapara la atención de los usuarios de Instagram al convertirse en una salvadora de orcas.

La mascota de color blanco había sido desechada como un "juguete viejo" por sus antiguos familiares en un vertedero de basura, pero destino tuvo una sorpresa para ella que terminaría por dar un giro de 360° a su vida. La cachorra fue encontrada por Deborah Giles, una bióloga marina que, sin buscar, encontró una compañera de aventuras.

Según relata su nueva mamá humana, ella encontró a la perrita en medio de una lluvia torrencial y en condiciones deplorables buscando un poco de ayuda. La tierna mirada del animal tocó las fibras más sensibles de Deborah, quien la tomó en sus brazos y la llevó hasta su casa para que tuviera una recuperación adecuada.

Nueva oportunidad para vivir

Tras varios días de tratamiento, la experta decidió adoptar a la mascota para siempre y así convertirla en su brazo derecho de las expediciones que realizaba en medio del océano: Eba iba a formar parte de un importante programa canino que se dedica a salvar orcas en el mundo.

"Rescatamos a los perros y les ofrecemos una satisfactoria carrera viajando por el mundo para ayudar a salvar otras numerosas especies", comentaron desde Conservation Canines, a través de una publicación de Instagram.

"Eba está entrenada para detectar el excremento de la ballena, y esto puede revelar tanta información sobre la salud de las ballenas como una biopsia, pero sin arriesgarlas a sufrir lesiones. Los cetáceos no han caca a pedido, pero afortunadamente, a menudo lo hacen en la superficie, y si se puede llegar al excremento se puede recoger para su análisis", agregaron.

Una historia de superación

El caso de Eba tocó las fibras más sensibles de la comunidad de Instagram, ya que busca generar conciencia entre las personas que tienen pensado desechar a sus mascotas sin saber el trauma que pueden ocasionar con ellos si no logran encontrarse con una alma caritativa como la de Deborah Giles.

Te puede interesar

SÍGUENOS