Consejos para disfrutar sin culpa la intimidad en la primera cita

¿Nos convierte en una mala persona el hecho de haber tenido sexo en la primera cita? Claro que no, por eso compartimos algunos consejos que harán que no haya mayor culpa al respecto.

Una de las grandes taras de la sociedad es el machismo, por tanto siempre nos han dicho a nosotras las mujeres que actuar de determinada manera hará que algo malo nos ocurra. Es decir, siempre existió el miedo como una de las fórmulas infalibles para quitarnos la libertad.

Un tema tabú siempre ha estado relacionado con el hecho de tener sexo en la primera cita. Se trata de una suerte de prohibición a la que las mujeres hemos estado atadas, mientras que los hombres que han logrado acostarse con una mujer en la primera cita siempre han sido aplaudidos por sus amigos como si hubieran ganado un trofeo.

A continuación daremos algunos consejos para empezar a cambiar mentes y para disfrutar del sexo en la primera cita sin tener cargos de conciencia.

Tener el terreno bien preparado

Si estás decidida a tener sexo en la primera cita lo más recomendable es hacerlo en un lugar donde te sientas realmente cómoda. Puede ser en tu casa o en un hotel bonito donde puedas tener la seguridad de tener el control.

 

Utilizar protección

Es fundamental el uso de los preservativos en esta primera salida y sexo ocasional, ya que no conoces a la persona con la que te vas a acostar y no tienes idea de su pasado sexual. No hay nada como la seguridad y prevención para disfrutar sin culpa ni miedo.

Que las cosas estén claras

Que haya sexo en la primera salida implica que estés de acuerdo, que sepas cuáles son las reglas de juego y que no haya reclamos más adelante. Esto es fundamental porque evitará corazones rotos y malos entendidos luego del momento amatorio.

Deja la culpa y disfruta

Recuerda que nada es más importante que tu felicidad, además el sexo está hecho para el disfrute, para el placer y para olvidar por un momento los problemas. Si tienes en mente cumplir alguna fantasía, este es el momento adecuado para hacerlo. La sexualidad es el camino hacia la libertad y nadie puede frenar tu derecho a gozar como a ti te plazca sin dañar a los demás.

 

Te puede interesar