Especialista explica el uso correcto del hilo dental durante el aseo bucal

El hilo dental elimina un 60% de microorganismos en la boca, esta acumulación es una de las razones por las que amanecemos con mal olor bucal.

Para una adecuada higiene bucal los odontólogos recomiendan completar el aseo oral diario con un enjuague que contenga cloruro de cetilpiridinio y además el hilo dental. En este artículo, el Dr. Jesús Ochoa, cirujano dentista y director de Multident explica en exclusiva a Wapa.pe por qué después del cepillado no debemos olvidar usar el hilo dental.

El hilo dental es una combinación de delgadas hebras de plástico o nailon, su función es retirar la placa dentaria y pequeños fragmentos de comida del espacio que existe entre dos piezas dentales, este debe introducirse entre los dientes de forma delicada y frotarla entre los bordes de los mismos haciendo énfasis en las áreas cercanas a las encías.

Esta técnica en combinación con un correcto cepillado pueden ser potentes protectores de la cavidad oral, protegiéndola de distintas infecciones a nivel de encías, previniendo también las caries dentales y la halitosis (aliento de olor desagradable).

El hilo dental elimina un 60% de microorganismos en la boca, esta acumulación es una de las razones por las que amanecemos con mal olor bucal, ya que no nos realizamos una correcta higiene antes de acostarnos y los alimentos que comimos en la noche se descomponen en la boca y puede ser muy desagradable.

Pero y ¿cuál es su uso correcto? Jesús Ochoa, cirujano dentista de Multident nos explica:

El correcto uso del hilo dental es pasarlo por todos los dientes, uno por uno, retirando a su paso los residuos de comida que no haya retirado el cepillo al momento de la limpieza bucal.

La técnica correcta es la siguiente:

- Tome una porción de hilo con una longitud aproximada de 40 centímetros, el 70% debe enrollarlo entre los dedos anulares utilizando solamente de 2 a 5 centímetros entre los espacios existentes en las piezas dentales.

- Utilice los dedos índices y pulgares para ejecutar el deslizamiento del hilo por las paredes externas de los dientes con un movimiento unidireccional (de arriba hacia abajo), deben ser sumamente suaves y delicados, ya que al forzar el hilo o ejecutar la técnica de manera brusca puede lesionar el delicado tejido que conforma la encía.

- Mientras se avanza entre diente y diente debe rotarse el hilo para utilizar porciones limpias entre cada espacio.

Si usas brackets toma en cuenta:

Los alambres en los brackets impiden usar el hilo dental tradicionalmente, es algo así como ensartar un hilo a la aguja. No podrás usar el hilo dental porque no pasará, por ello estas personas deben utilizar el cepillo interproximal que tiene un cabezal muy pequeño que permitirá entrar al nivel de la encía de los dientes, limpiando estas zonas donde se acumulan restos de carnes que después se descomponen causando caries y enfermedades de encías.

Cuando el espacio entre los dientes es abierto, se recomienda utilizar cepillos interproximales para poder eliminar eficazmente la placa bacteriana que hay entre los dientes. En ese sentido, para elegir el cepillo interproximal que mejor se adapte a tus necesidades, es importante tener en cuenta lo siguiente:

- El espacio o tamaño entre los dientes 

- Número de localizaciones dónde usar un cepillo interproximal

- Zona en la que se encuentren las localizaciones (sector anterior de la boca: incisivos y caninos o sector posterior: premolares y molares)

Si no conoces el espacio mínimo por el que entra el cepillo o PHD que corresponde al espacio interproximal, se aconseja inicialmente elegir el tamaño más pequeño e ir incrementando la talla si el cepillo trabaja holgadamente. Además, si tienes zonas diferentes es importante que uses distintos cepillos interproximales según el tamaño de cada uno de los espacios.

Para zonas anteriores se recomienda el uso de cepillos interproximales con mango recto como la gama de cepillos. Para zonas posteriores como premolares o molares, los cepillos que presenten un cabezal angulado te ayudarán a realizar una correcta limpieza interproximal.

Para una correcta utilización del cepillo interdental, se deben seguir los siguientes pasos:

- Utilice el tamaño más adecuado para cada espacio. El cepillo debe introducirse holgadamente, de modo que sean los filamentos, y no el alambre, los que estén en contacto con los dientes.

- Mueva el cepillo desde dentro hacia fuera, sin hacerlo girar.

- Repita estos movimientos desde la cara interna de los dientes.

Te puede interesar