• https://wapa.pe/salud/1453805-cannabis-medicinal-correcto-dia-mundial-marihuana-4-20

Desinformación perjudica el uso del cannabis medicinal

Se ha comprobado de muchas formas que el cannabis medicinal tiene más de un uso favorable para la salud pero muchos aún miran con recelo este método.

Pese a que el uso de la marihuana o cannabis para fines medicinales y terapéuticos ya tiene el visto bueno por parte de la legislación peruana, aún faltan algunos detalles para que puedan prescribirse por médicos y comprarse en farmacias. ¿La razón? Aún existen una serie de temores básicamente por la falta de información.

Jean Paul Osores, especialista en rehabilitación física, indica que se desconoce la composición de la planta. Algunas personas piensan que consumirán alguna sustancia alucinógena. En otros casos, por el mismo hecho, hay riesgo de una mala aplicación, lo cual sería perjudicial para la salud de los pacientes.

Para descartar la posibilidad de consumir una sustancia estupefaciente, Osores aclara que el cannabis está compuesto por dos principales cannabinoides, el THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol). El THC tiene el efecto psicotrópico o alucinógeno, mientras que el CBD tiene una secuela estabilizadora en el sistema nervioso y es este último es utilizado para hacer el famoso aceite de cannabis, indicado para tratar las convulsiones por epilepsia refractaria.

La ausencia de una prescripción médica adecuada llevó a algunas madres a optar por productos errados para tratar la epilepsia de sus hijos (de manera ilegal o empírica). “En el Perú hubo asociaciones de madres que compraron cannabis pero de tipo recreativa, con alta concentración de THC, que es el cannabinoide que produce alucinaciones, lo cual empeoró la salud de los niños”.

El 23 de febrero pasado, se publicó la reglamentación de la Ley 30681, que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados. Cabe mencionar que pese a ya existir este marco legal, la implementación aún está en proceso.

¿Qué falta? Que el Ministerio de Salud (MINSA) elabore un registro de pacientes que recibirán la dosis. También, las entidades que cultivarán la planta deberán recibir una autorización correspondiente, de igual manera las farmacias que comercializarán estos derivados medicinales.

Osores señala que la capacitación sobre el cannabis medicinal debe continuar pues ya se ha demostrado efectos que mejoran la calidad de vida de los pacientes que no respondían a tratamientos convencionales. El especialista resalta que esta mejora también incide en el ámbito familiar.

Finalmente, agregó que el aceite de cannabis reduce las convulsiones por epilepsia refractaria, alivia síntomas de autismo y de Parkinson, y que además, sirve para tratar trastornos de ánimo.

Recordemos que se ha demostrado que el cannabis medicinal también reduce el dolor crónico y los estados de cáncer avanzado. En esos casos se requiere un fármaco con dosis mínimas del componente THC para lograr la sensación calmante.

Te puede interesar

X